jueves, 13 de julio de 2017

El rey Felipe VI admite la inquietud por el Brexit en empresas e inmigrantes


LONDRES.- Felipe VI de España se refirió este jueves a la incertidumbre que el Brexit ha creado en las empresas y ciudades españoles, y abogó por despejarla cuanto antes para mantener el ritmo de las relaciones bilaterales.

"No podemos negar que el escenario generado por la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea ha creado incertidumbre y dudas en nuestras grandes empresas y especialmente en las PYMEs" (pequeñas y medianas empresas), dijo el rey en un foro empresarial hispano-británico celebrado en Mansion House, en la City de Londres.
"Debemos asegurarnos que las negociaciones en curso reduzcan al mínimo dicha incertidumbre. Es de suma importancia que nuestro futuro marco de relaciones establezca las condiciones de una relación económica y comercial más estrecha intentando minimizar futuros obstáculos y barreras", añadió.
"Nuestro compromiso mutuo en favor de la apertura al comercio y a la inversión debe reafirmarse", sentenció el monarca.
El Reino Unido es el primer destino de las inversiones españolas en Europa. En sectores como la banca, España es el segundo inversor mundial, por detrás solamente de Estados Unidos.
Las inversiones españolas en el Reino Unido superaron los 82.000 millones de euros en 2015. Las exportaciones españolas al Reino Unido ascendieron a 28.000 millones de euros ese mismo año, y las británicas a España fueron de 16.700 millones de euros. 
Además, el Reino Unido fue el segundo país inversor en España y representa el 12% del total de inversiones extranjeras recibidas. "Esas inversiones generaron unos 110.000 empleos directos en España, donde están establecidas cerca de 1.000 empresas británicas", dijo el rey.
Al foro empresarial acudieron representantes de las principales empresas españolas con intereses en el Reino Unido, como los bancos Santander y Sabadell, Inditex (Zara), Ferrovial -que acaba de participar en la construcción de la nueva línea de metro de Londres- o AENA, el gestor de los aeropuertos españoles, principal accionista del de Luton, en la capital británica.

Luego, en un discurso ofrecido a la comunidad española en la embajada de este país, el monarca pidió "certidumbre" para los más de 100.000 españoles que viven en el Reino Unido.
"Confiamos en que el acuerdo de retirada del Reino Unido de la UE (...) os dé pronto la necesaria certidumbre que os permita continuar con tranquilidad y confianza vuestras vidas", dijo el monarca.
Hay casi 300.000 británicos en España, muchos jubilados que dependen de la libre asistencia médica europea, y 116.000 españoles en el Reino Unido, trabajadores, principalmente.
"Sabemos que muchos de vosotros deseáis permanecer en el Reino Unido tras la salida de éste de la Unión Europea, continuando con vuestros trabajos y vuestra forma de vida, iniciada cuando no se cernían sombras de incertidumbre sobre el futuro", explicó.
"Queremos animar de nuevo aquí a los Gobiernos de España y del Reino Unido a trabajar para que ello pueda ser así", sentenció el monarca en la segunda jornada de su visita de Estado, que concluirá el viernes.

Antes de la recepción en la embajada, el rey y la reina, Letizia, visitaron la abadía de Westminster, donde depositaron un ramo de flores en la tumba del soldado desconocido y vieron la tumba de Leonor de Castilla, la esposa española del rey medieval inglés Eduardo I.
Dejada ya atrás la polémica por Gibraltar del miércoles, tras el discurso del rey en el Parlamento en el que reclamó diálogo para solucionar el contencioso, la primera ministra británica, Theresa May almorzó con el monarca.
Respondiendo a la demanda de Felipe VI sobre los españoles, May dijo: "Hemos convertido en una prioridad de las negociaciones el estatus de los españoles y el resto de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido".
Al mismo tiempo, advirtió que ese estatus será "parte de un acuerdo recíproco que proporcione la misma seguridad a los ciudadanos británicos que viven en España y otros países de la UE".

El Rey reclama seguridad sin trabas para las empresas españolas tras el "brexit"


LONDRES.- Felipe VI reclamó hoy seguridad tras el "brexit" tanto para los ciudadanos como para las empresas españolas establecidas en el Reino Unido, de modo que las actuales negociaciones avancen hacia un resultado que minimice las incertidumbres y el riesgo de obstáculos en la relación bilateral.

La segunda jornada de la primera visita de Estado al Reino Unido de unos Reyes de España en 31 años adoptó un carácter marcadamente económico y comenzó en Mansion House, la residencia oficial del jefe de la City, en el corazón financiero de Londres, donde el Rey presidió un encuentro empresarial que reunió a dos centenares de altos directivos españoles y británicos.
El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, y los secretarios de Estado de Comercio de ambos países intervinieron en este foro, en el que el Rey instó a asegurar que las negociaciones para la salida británica de la UE reduzcan "al mínimo" las incertidumbres y dudas generadas entre las empresas españolas, especialmente las de pequeño y mediano tamaño (pymes).
En este sentido, consideró "extremadamente importante" que el nuevo marco de relaciones bilaterales garantice condiciones para una estrecha cooperación económica y comercial que minimice futuros obstáculos y barreras, antes de insistir en que el compromiso común a favor de la apertura de mercados y la inversión "debe continuar".
Además de urgir a autoridades y empresarios británicos a seguir adelante en su apuesta por la apertura de mercados, se declaró convencido de que aún queda un amplio margen de mejora en la cooperación económica, después de recordar que el Reino Unido es el tercer mercado de exportación para España y el primer destino de sus inversiones.
Durante 2016, España fue incluso el mayor inversor en este mercado, con operaciones en los más variados sectores, entre los que destacó el de infraestructuras por sus proyectos para la construcción de túneles ferroviarios en Londres y la inminente inauguración del puente Queens Ferry Crossing, que se convertirá en el más largo del mundo entre los sustentados por tres torres.
Energías renovables, biotecnología, salud y ciudades inteligentes figuran por su parte entre las áreas punteras del mercado español atractivas para el Reino Unido, segundo inversor en España, donde el capital británico genera 110.000 empleos directos.
Los máximos directivos de Telefónica, Santander, Iberdrola, Banco Sabadell, Ferrovial, Inditex y Gestamp participaron en este foro, ante el que la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, garantizó una actitud "abierta" y "constructiva" de España en las negociaciones para otorgar el mejor trato a las inversiones británicas y evitar "daños innecesarios" en la relación económica.
Dastis apostó igualmente por una cooperación creciente, pese al "brexit", abierta a operaciones conjuntas en terceros países de América y Asia, mientras que el secretario de Estado británico de Comercio, Liam Fox, también abogó por asegurar juntos una relación cada vez más estrecha y elogió las últimas inversiones de CAF en Gales y las de AENA en el aeropuerto de Luton.
En declaraciones a los periodistas, el presidente de la patronal española CEOE, Juan Rosell, llegó incluso a apuntar que la salida británica de la UE podría ser "reversible", porque "en política todo es posible", y en el mismo sentido se pronunció el presidente de la Cámara de Comercio de España, Jose Luis Bonet, quien matizó no obstante que sería "a la larga, porque estas cosas son complejas".
El alcalde de la City, Andrew Parmley, que ejerció como anfitrión de este foro, ofrece esta noche en Guildhall, la sede de la City of London Corporation, una cena en honor de los Reyes para unos 600 invitados, fundamentalmente empresarios y financieros británicos, con la que se cierra una jornada en la que el Rey se ha reunido además en un almuerzo con la primera ministra, Theresa May.

El Rey expresa a los residentes españoles en Reino Unido su apoyo ante la negociación del "brexit"


LONDRES.- Felipe VI expresó hoy su afecto, admiración y respeto por los españoles que residen en el Reino Unido, ante quienes confió en que el acuerdo para el "brexit" les dé pronto "la necesaria certidumbre" que les permita continuar con sus trabajos y su forma de vida en este país.

Ante los cerca de 500 compatriotas que acudieron a la residencia de la embajada de España en representación de los 300.000 españoles que viven en el Reino Unido -unos 130.000 registrados oficialmente-, el Rey dedicó también un mensaje de recuerdo a las víctimas de los atentados que ha sufrido este país en los últimos tiempos.
"Hoy no estamos todos. Faltan especialmente dos de nosotros: Aysha Frade e Ignacio Echeverría, cuyas vidas fueron segadas cruelmente, junto a ciudadanos británicos y de otros países, por el cobarde terrorismo en los últimos meses", fueron las primeras palabras de Felipe de Borbón, acompañado de la Reina Letizia.
Tras argumentar que la muerte de ambos en el Reino Unido prueba que el fenómeno terrorista no tiene fronteras y que nadie está fuera de su alcance, el monarca recalcó: "La cooperación en la lucha contra el terrorismo es más necesaria que nunca para defender nuestros derechos y nuestros valores".
"Siempre recordaremos la generosidad y el heroísmo de Ignacio, que, valientemente, puso su propia vida en peligro -y la perdió, trágicamente- tratando de salvar las de otras personas", continuó el Rey, antes de añadir: "A los dos les tendremos siempre en nuestro corazón", al igual que "a todas las víctimas del terrorismo".
En su nombre y en el de su esposa, recalcó asimismo que ambos se sienten muy próximos a todos los españoles residentes en el Reino Unido, conscientes de que muchos de ellos llegaron a este país ante el "panorama laboral incierto" que vivían en España, "para explorar caminos alternativos de realización personal y profesional".
Otros fueron acogidos o descienden de los acogidos durante la Guerra Civil o los años cincuenta y sesenta, a los que se sumaron, en los últimos años, quienes se establecieron en este país para contribuir con su "esfuerzo y creatividad" a un amplio espectro de actividades en los ámbitos científico, financiero, cultural, sanitario, educativo o deportivo.
En este punto, se dirigió a los compatriotas que decidieron instalarse en el Reino Unido como consecuencia de la crisis para manifestar "admiración" y "respeto" por su "entereza" y "esfuerzo" ante las dificultades.
"Sabemos que muchos de vosotros deseáis permanecer en el Reino Unido" tras su salida de la UE, "continuando con vuestros trabajos y vuestra forma de vida, iniciada cuando no se cernían sombras de incertidumbre sobre el futuro", precisó.
Confió por tanto en que el acuerdo del "brexit" les dé pronto "la necesaria certidumbre" que les permita "continuar con tranquilidad y confianza" sus vidas en este país e insistió: "Queremos animar de nuevo aquí a los Gobiernos de España y el Reino Unido a trabajar para que ello pueda ser así".
"Comprendemos, compartimos y apoyamos vuestros deseos de que las sociedades de nuestros dos países crezcan y se desarrollen en un ámbito de libertad, tolerancia y prosperidad, sin que se erijan obstáculos que impidan llevar a cabo vuestros proyectos personales y profesionales", concluyó su reflexión Felipe VI.

May traslada a Felipe VI su interés por forjar nuevas relaciones tras el Brexit


LONDRES.- La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, trasladó hoy a Felipe VI su interés por establecer una "nueva, sólida y especial" relación con la Unión Europea (UE) cuando el Reino Unido abandone al bloque comunitario.

Ambos líderes compartieron hoy un almuerzo en la residencia y despacho oficial de Downing Street, durante el que abordaron una serie de asuntos de interés global y bilateral, explicó en un comunicado un portavoz de May.
Además de forjar esa nueva relación con "la UE en su conjunto", la líder británica también se comprometió a reforzar los "lazos bilaterales entre nuestros dos países", tras la separación de Londres con Bruselas, conocida como el "brexit".
May destacó durante este encuentro "la importancia de la inversión española" en el Reino Unido, una prueba de la "fortaleza de nuestras relaciones comerciales".
Según el portavoz, ambos dirigentes coincidieron en la necesidad de defender los principios del libre comercio, al tiempo que resaltaron "la importancia" de su "estrecha cooperación en materia de seguridad y terrorismo".
May reiteró que entre sus prioridades de cara a la negociaciones que mantiene con Bruselas sobre los términos del "brexit", figura la salvaguarda del "estatus de los españoles y otros ciudadanos" comunitarios en el Reino Unido.
Esta cuestión, agregó, deberá formar parte de "un acuerdo recíproco" que también ofrezca las mismas garantías a los ciudadanos británicos que "residan en España y en otros países de la UE".


La primera ministra también aprovechó su reunión con Felipe VI para recordar "el heroísmo" del joven español Ignacio Echeverría, quien fue asesinado el pasado mes en el atentado terrorista ocurrido en el Puente de Londres, "cuando acudió a ayudar a alguien que estaba siendo atacado".
Antes de la llegada a Downing Street del monarca, que realiza con la Reina Letizia una visita de Estado de tres días al Reino Unido, la jefa del Gobierno había destacado la "firme amistad" y "el histórico vínculo" que une a los dos países.
El almuerzo con May fue el penúltimo acto de la agenda de hoy, que se cerrará esta noche con un banquete ofrecido por el alcalde de la City de Londres en honor de los Reyes.
Previamente, Felipe VI asistió a un encuentro de empresarios hispano-británicos y visitó, junto con la Reina, la abadía de Westminster, además de reunirse con la colectividad española en la embajada de España en Londres.

May dice que la relación con España seguirá "creciendo"


LONDRES.- La primera ministra británica, Theresa May, se ha comprometido a que la relación con España siga "creciendo en éxitos" tras la salida de Reino Unido de la UE, en un comunicado difundido por Downing Street antes de su encuentro con el Rey Felipe VI.

"Está visita de Estado es una oportunidad para celebrar el vínculo histórico entre nuestros dos países y nuestros ciudadanos. Somos amigos sólidos y esperamos ver cómo nuestra asociación crece en éxitos en los próximos años", ha dicho May.
La primera ministra ha rendido homenaje a Ignacio Echeverría, que murió en los atentados del pasado 3 de junio en Londres y ha destacado que España y Reino Unido trabajan estrechamente por la seguridad y prosperidad de sus ciudadanos, incluyendo la cooperación militar y judicial para combatir el terrorismo. 
"Nuestras relaciones se remontan más de 500 años atrás y cuando dejemos la UE queremos seguir siendo buenos amigos y vecinos de Europa y construir una asociación nueva y positiva con cada uno de sus Estados miembros".
Poco antes de que comience el encuentro empresarial hispano británico con motivo de la visita de Estado, también ha puesto en valor las inversiones de empresas españolas en Reino Unido, que es el primer destino inversor de España en Europa. 
La escala de esas inversiones, ha dicho, "demuestra que España sigue confiando en la fuerza de la economía británica" y que los dos países "pueden mantener y lo harán la relación más estrecha posible".
Por otra parte el Gobierno británico ha recordado este jueves que la soberanía de Gibraltar no está en discusión, en línea con lo que han expresado "repetida y abrumadoramente los gibraltareños", que "desean seguir bajo soberanía británica".
El Ejecutivo británico se ha expresado así a través de un comunicado de un portavoz, después de que el Rey Felipe VI, en su discurso ante el Parlamento británico, apostase este miércoles por el diálogo entre los dos gobiernos como fórmula para encontrar una solución aceptable para todas las partes.
"Saludamos las amables palabras del Rey en las que reiteró la amistad de nuestros dos países. Tal como dijo, Reino Unido y España disfrutan de una relación increíblemente sólida", dice el comunicado.
"Gibraltar es un asunto en el que no coincidimos, nuestra posición es clara: la soberanía de Gibraltar no está en discusión. Su gente ha expresado repetida y abrumadoramente su deseo de permanecer bajo soberanía británica y lo respetaremos", añade.
Además, el portavoz insiste en el deseo británico de que, una vez que Reino Unido salga de la UE, el acuerdo de salida "funcione para Gibraltar", aunque las orientaciones de negociación aprobadas por la UE señalan que para que cualquier disposición se aplique al Peñón tiene que ser con un acuerdo de España y Reino Unido.
"En nuestra salida de la UE estamos comprometidos a trabajar con nuestros socios en garantizar un acuerdo que funcione para Reino Unido y la UE y sus miembros, incluido España. Ese acuerdo debe servir también para Gibraltar", finaliza el texto.

Felipe VI reclama en el Parlamento británico "esfuerzo" y "diálogo" por Gibraltar


LONDRES.- El rey Felipe VI de España reclamó al gobierno británico "esfuerzo" y "diálogo" para solucionar el contencioso sobre la soberanía de Gibraltar, durante un discurso el miércoles ante ambas cámaras del Parlamento británico.

"Estoy seguro de que esa determinación para superar diferencias se redoblará en el caso de Gibraltar, y confío plenamente en que el diálogo necesario y el esfuerzo de nuestros Gobiernos conseguirán avanzar en la búsqueda de fórmulas satisfactorias para todos", dijo Felipe VI en la Galería Real de la Cámara de los Lores.
El monarca recordó que en "en esa historia tan rica y fructífera" de las relaciones hispano-británicas "ha habido distanciamientos, rivalidades y enfrentamientos, pero gracias al trabajo y la determinación de nuestros Gobiernos, autoridades y ciudadanos, han quedado atrás como hechos del pasado".
Felipe VI pronunció su discurso para ambas cámaras del Parlamento en el primer día de la visita de Estado del monarca y su esposa Letizia, que se prolongará hasta el viernes.
Poco antes del discurso, en un debate en la Cámara de los Comunes, Damian Green, miembro del gobierno, dijo que "la posición del gobierno sobre Gibraltar no ha cambiado, y la primacía de los deseos de sus habitantes, que quieren mayoritariamente seguir siendo británicos, será respetada por el gobierno".
Se había rumoreado que algunos diputados pensaban abandonar la sala si salía el tema, pero nadie lo hizo.
Felipe VI almorzará con la primera ministra Theresa May, pero una fuente del gobierno británico dijo que era poco probable que se abordase el tema de Gibraltar: "hay un primer ministro español con el que la primera ministra discute esas cosas", afirmó.
Fabián Picardo, jefe del gobierno del enclave británico, respondió al discurso del rey estimando que corresponde "a un tiempo en que los gobiernos de Madrid y Londres tomaban decisiones ignorando al pueblo de Gibraltar".
"Su referencia a los dos gobiernos es desafortunada, aquí hay tres gobiernos", aseguró el dirigente del enclave, recordando que hubo dos referéndums en que los gibraltareños votaron casi unánimemente a favor de seguir ligados a Londres.
El padre del rey, Juan Carlos II, también mencionó Gibraltar en su visita de Estado de 1986, cuando dijo que era "lo único que nos separa".
- Altos honores y banquete real -
Las relaciones hispano-británicas prosperarán al margen de los desacuerdos y los desafíos venideros, dijo la reina Isabel en el brindis del banquete en el palacio de Buckingham el miércoles por la noche.
En el acto que cierra la primera jornada de la visita de Estado del rey de España, la reina dijo: "es inevitable que haya asuntos en los que no coincidamos", en referencia a Gibraltar.
Pese a ello, aseguró, las relaciones bilaterales "prosperarán" porque "nuestros pueblos están más entrelazados que nunca".
Por su parte, Felipe VI recordó que "miles de británicos se han instalado en España, y miles de españoles lo han hecho en Gran Bretaña, y de este modo han convertido nuestros respectivos países en sus hogares, creando vínculos afectivos muy profundos".
La reina llevaba un vestido blanco bordado de piedras preciosas y la reina Letizia de España un vestido rojo, ambas con tiaras de gemas, mientras que Felipe de Edimburgo y el rey de España vestían chaqués oscuros y camisas blancas.
En el menú del banquete, de primero trucha asalmonada hervida con hinojo, en salsa de vino blanco, seguido de medallón de ternera escocesa con tuétano y trufas en salsa de Madeira, acompañado de fondant de patatas, calabacines verdes y amarillos, alubias verdes, rábanos salteados y ensalada de apio.
De postre, tarta de chocolate y frambuesas y una selección de fruta de temporada.
Todo ello regado con vino tinto español, Ribera del Duero, un rosado inglés, de Cornualles, un blanco francés, de Borgoña, y vino de Madeira para los postres.
Felipe VI llegó este miércoles al mediodía al palacio de Buckingham acompañado de Isabel II de Inglaterra, su anfitriona.
En una carroza descubierta tirada por caballos grises, como manda la tradición tratándose de la monarca inglesa, Isabel II, vestida de fucsia, y Felipe VI, de traje oscuro, recorrieron el Mall, la larga avenida que conduce hasta el palacio.
Se trata de una reunión de familia, porque ambas casas reales están emparentadas. Felipe VI de España es chozno -hijo de tataranietos- de la reina Victoria de Inglaterra, e Isabel II es tataranieta, lo que hace que ambos monarcas sean primos distantes.
La primera visita de Estado de un monarca español fue en 1554, cuando Felipe II vino para casarse con María Tudor, hija de Enrique VIII. La segunda de produjo en 1905, en la que Alfonso XIII conoció a la que sería su esposa, Victoria Eugenia.

Felipe VI confía en un acuerdo con Reino Unido sobre Gibraltar


LONDRES.- El rey Felipe VI dijo el miércoles que confiaba en que España y Reino Unido puedan lograr un acuerdo aceptable en el futuro sobre Gibraltar, un territorio en manos británicas que reclama el Estado español. 

En un discurso ante ambas cámaras del Parlamento en Londres, Felipe VI dijo que ambos países habían superado "distanciamientos, rivalidades y disputas" en el pasado.
"Estoy seguro de que esta resolución para superar nuestras diferencias será incluso mayor en el caso de Gibraltar, y confío en que a través del necesario diálogo y esfuerzo nuestros dos gobiernos podrán trabajar en pos de acuerdos que sean aceptables para todos los implicados", dijo.

Los reyes de España visitan Reino Unido para estrechar lazos antes del Brexit


LONDRES.- Los reyes de España iniciaron este miércoles con toda pompa y boato una visita de Estado a Reino Unido para estrechar lazos que se han tensado por cuestiones como el futuro de Gibraltar tras el Brexit. 

Felipe y Letizia se alojarán en el palacio de Buckingham durante una visita que se ha pospuesto dos veces, una por la incertidumbre política en España en 2016 y luego por la convocatoria de elecciones anticipadas en Reino Unido en junio.
Acordada antes de que Reino Unido votara a favor de abandonar la Unión Europea en junio del año pasado, la visita de Estado de tres días, la primera en 31 años, se produce meses después de un nuevo enfrentamiento por Gibraltar, el enclave que los británicos tienen en el sur de España desde 1704. En España viven más de 300.000 británicos.
La UE y Reino Unido aún tienen que acordar las garantías para los ciudadanos comunitarios que viven en el archipiélago y los expatriados británicos residentes en otros países de la UE.
Los reyes de España tuvieron un almuerzo privado en Buckingham Palace el miércoles con la reina Isabel y su marido, el príncipe Felipe, un té vespertino en Clarence House, la residencia londinense del príncipe de Gales, y un banquete de Estado.
Felipe, que durante un discurso ante las Naciones Unidas invitó a Reino Unido a poner fin al "anacronismo colonial" de Gibraltar, se dirigió también a ambas cámaras del Parlamento el miércoles y se reunirá con May en Downing Street este jueves.
El futuro de Gibraltar, con una población de 30.000 personas, será probablemente un punto importante de contención en las conversaciones del Brexit. La UE molestó a Reino Unido y a Gibraltar en abril al sugerir que España tendría derecho de veto sobre la relación del territorio con el bloque después del Brexit.