miércoles, 4 de enero de 2017

Los Reyes reforzarán su agenda en el plano internacional

MADRID.- Los reyes Felipe y Letizia afrontan el nuevo año con el propósito de reforzar su agenda, en especial en el ámbito internacional, una vez encauzada la situación política, después de que en 2016 su actividad se viera afectada como consecuencia del bloqueo político y la interinidad del Gobierno.

La Casa Real considera que después de un año “complicado” por la incertidumbre que rodeó la formación del nuevo Gobierno, se dan las circunstancias para que haya una “vuelta a la normalidad” en la actividad del jefe del Estado en sus visitas al extranjero, según fuentes de Zarzuela.
Los Reyes tomaron parte en un total de 345 actividades durante 2016, de las que 104 tuvieron lugar en sus distintos viajes al extranjero, según datos de la Casa Real.
Además de las cinco rondas de consultas con los partidos políticos para la elección de un presidente del Gobierno, hubo 314 audiencias con diferentes autoridades y colectivos.
En 2017 y aunque el Ministerio de Asuntos Exteriores aún no ha confirmado la fecha de ninguna visita fuera de España, Felipe VI tiene intención de retomar algunos de los planes que quedaron aparcados el pasado año.
El más inmediato es la visita a Arabia Saudí, suspendida en dos ocasiones, la última el pasado mes de noviembre, debido al fallecimiento del príncipe Turki bin Abdelaziz, hermano del rey Salmán.
El Gobierno tiene especial interés en este viaje, al que solo asistiría don Felipe, con el fin de reforzar el diálogo con los nuevos gobernantes saudíes y favorecer los proyectos de las empresas españolas en diversos sectores del país árabe.
Otro de los proyectos que Zarzuela querría recuperar en los próximos meses es la visita de los Reyes al Reino Unido que iba a haberse desarrollado el pasado mes de marzo en respuesta a una invitación de Isabel de Inglaterra.
El Ejecutivo consideró que debido a la formación de gobierno, “no era el momento más apropiado” para realizar este viaje.
La dificultad estriba en que Isabel II solo suele recibir dos visitas de máximo rango cada año, por lo que aún está por confirmar la posibilidad que se pueda reprogramarse durante 2017.
Otro viaje que quedó postergardo sin fecha fue a Japón y Corea del Sur, previsto el pasado mes de abril, si bien, en este caso, no se prevé que se pueda retomar el plan.
Desde la proclamación en junio de 2014, los Reyes han hecho tres viajes de Estado -Francia y México en 2015 y Portugal el pasado mes de noviembre- y la pretensión para este año es hacer más de uno.
Además del Reino Unido, entre esos posibles destinos está Marruecos, adonde don Felipe y doña Letizia se desplazaron pocas semanas después del relevo en el trono para un primer contacto con Mohamed VI.
Tras estar en Francia y Portugal, el viaje al país magrebí completaría las visitas de máximo nivel a los tres principales países vecinos de España.
En 2016, la anómala situación política en España hizo que Felipe VI solo protagonizara seis desplazamientos al extranjero.
Además de Portugal, donde estuvo en dos ocasiones, participó en la Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias (Colombia) y en el VII Congreso Internacional de la Lengua Española en Puerto Rico, en la Asamblea de la ONU en Nueva York y fue al Vaticano.
En el caso de doña Letizia, estuvo dos veces en París -en el Congreso Mundial del Cáncer y en la II conferencia global sobre salud y cambio climático-, así como en Roma, en un acto de la FAO, y en la sede de Naciones Unidas en Ginebra (Suiza).
Zarzuela da por hecho que la Reina volverá a hacer este año el tradicional viaje de cooperación, una costumbre que inició doña Sofía y en el que doña Letizia se estrenó en 2015 en Honduras y El Salvador.
Aún está abierto cuál será el destino, aunque entre las posibilidades que se barajan está la de ir a un país africano en el que España tenga una presencia destacada en ayuda al desarrollo.
Al margen de los viajes al exterior, se prevé que sean varios los mandatarios extranjeros que hagan visitas oficiales a España, algo que también se vio restringido en 2016 por la parálisis política.
El primero en hacerlo será el presidente argentino, Mauricio Macri, en la segunda quincena de febrero, coincidiendo con que el país sudamericano es el protagonista este año de la feria de arte Arco.
En el ámbito doméstico, el Rey tendrá de nuevo como citas destacadas la entrega del Premio Cervantes en abril y de los Príncipe de Asturias, en octubre.
Antes, y como es habitual, inaugurará el Mobile World Congress en Barcelona, que arrancará el 27 de febrero, donde coincidirá con las principales autoridades catalanas, entre ellos, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.
Cataluña fue uno de los destinos más visitados por Felipe VI el pasado año, donde participó en media docena de actos -cuatro en Barcelona, uno en Girona y otro en Tarragona-.