martes, 25 de octubre de 2016

El Rey ve adecuado abordar ahora una reforma de la Constitución

MADRID.- El Rey ha indicado al portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, que no hay que tener miedo a la reforma de la Constitución de 1978 y no ve ningún problema a que se trate este asunto con sentido común, según ha explicado el diputado valenciano tras ser recibido en el Palacio de la Zarzuela.

En declaraciones en el Congreso, Baldoví ha explicado que, cuando departía con el Jefe del Estado sobre la situación de Cataluña y los retos de la nueva legislatura, el propio Felipe VI ha mencionado la reforma de la Constitución para dejar claro que no hay que dramatizar los debates y que no hay que tener miedo a abordar este asunto "con sentido común".
"El Rey ha dicho que a veces hay que desdramatizar los temas, siempre desde el sentido común --ha señalado--. No hay que tener miedo a abordar la reforma".
La reforma constitucional también fue abordada cuando Felipe VI recibió este lunes al portavoz de la antigua Convergència (CDC), Francesc Homs, según relató él mismo. Y el diputado independentista precisó que no fue él quien sacó el tema, pues no cree que la reforma de la Constitución española sea una solución para Cataluña, con lo que dio a entender que fue el propio Jefe del Estado.
En la conversación en Zarzuela con Compromís, siempre según el relato de Baldoví, se ha hablado también de la posibilidad de modificar el sistema de elección del presidente del Gobierno para evitar situaciones de bloqueo como las vividas estos meses, como por ejemplo importando el modelo del País Vasco que no permite votar en contra del aspirante a lehendakari y sólo deja poner un candidato alternativo.
El Rey ha reanudado esta mañana con el portavoz de Compromís en el Congreso la segunda ronda de consultas políticas de la actual legislatura, tras la que decidirá hoy si propone a Mariano Rajoy como candidato a la Presidencia del Gobierno.
A diferencia de anteriores visitas a la Zarzuela, el diputado de Compromís ha acudido esta vez con traje y corbata a su encuentro con don Felipe en el Salón de Audiencias, donde ha saludado al jefe del Estado con su habitual "Hola, ¿qué tal?" y a quien ha dirigido algún comentario informal mientras ambos posaban para los medios gráficos antes de pasar al despacho oficial del Monarca.
Baldoví, que representa en esta audiencia a los nueve diputados de la candidatura A la Valenciana (Compromís, Podemos y EUPV), lamenta que el PSOE haya optado por dejar que Rajoy sea jefe del Ejecutivo y tras la ronda de consultas anterior sostuvo que cualquier posibilidad de pacto que le impidiera continuar en la Presidencia del Gobierno "sería sano e higiénico para este país".
En la rueda de prensa posterior al encuentro con el Rey, el portavoz de Compromís en el Congreso ha defendido la legitimidad de la investidura de Mariano Rajoy aunque no le guste y ha señalado que son los ciudadanos quienes tienen que evaluar si los partidos cumplen lo que prometieron en sus respectivos programas electorales.
"Será legítimo aunque a mí no me guste", ha insistido Baldoví en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso tras reunirse con Felipe VI.
El líder de Compromís ha anunciado que su formación se reunirá esta tarde para decidir si secunda o no la movilización que Rodea el Congreso ha convocado el día de la investidura y ha afirmado que el Rey tiene intención de abordar el tema con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.
Baldoví ha transmitido al Rey que su partido no quiere perder "el contacto con la calle", pero tampoco renunciar al papel que tiene en las instituciones, porque en ellas es dónde se pueden abordar las cuestiones que afectan a la ciudadanía.
"Compromís nunca renunciará al papel que tenemos en las instituciones porque podemos hacer que cambie el (Boletín Oficial del Estado) BOE, que es donde aparece lo que afecta a los ciudadanos", ha señalado.
Tras Baldoví, Felipe VI se ha reunido con el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, quien ha expuesto a Felipe VI su visión sobre el escenario político.
Domènech ha dedicado la mayor parte de la reunión a tratar el problema de la situación de Cataluña, un asunto que según ha manifestado es motivo de preocupación para el jefe del Estado.
"Se ve que le preocupa porque si no no habríamos hablado tanto rato de esto. A mí también me preocupa", ha declarado en rueda de prensa en el Congreso.
Además de la crisis institucional con Cataluña, ambos han abordado la posible reforma de la Constitución, aunque esta cuestión de manera menos detallada que en otras ocasiones, ha explicado, ya que es la quinta vez que el diputado catalán acude a Zarzuela dentro de una ronda de consultas del Monarca.
La "construcción de un nuevo espacio político en Cataluña", ha sido así, según Domènech, una de las principales cuestiones tratadas en un encuentro que por otro lado ha servido para que el Rey constatara la oposición de la formación catalana a investir a Rajoy.
Al Rey le ha explicado su posición favorable al reconocimiento del "derecho a decidir" y al referéndum catalán, pero ha preferido dejar "en el ámbito de la reserva" que se pide a los interlocutores de Felipe VI las opiniones que pudiera tener el jefe del Estado al respecto.
Xavier Domènech también ha expuesto a don Felipe su percepción sobre el alcance de la abstención del PSOE que facilitará la investidura de Mariano Rajoy.
Con la ayuda de Ciudadanos, entiende que se ha conformado una "gran coalición" que no dará sus votos "gratis" porque tendrá "un precio enorme para la ciudadanía" y ha expresado su temor de que cuando arranque la legislatura ambos partidos apoyen los "recortes" del PP, el "gran agujero negro del sistema político del Estado".
Frente a ello, le ha explicado que su grupo va a construir, desde la oposición, "un muro clarísimo al PP de la Gürtel, la desigualdad y la corrupción", una oposición "contundente y también responsable".
También ha incidido en que debe abrirse un "proceso constituyente" ante la gran "crisis de legitimidad" que a su entender padece el sistema y que se demuestra con esa "salida en falso" que representa la llamada "gran coalición".
Domènech ha explicado que su grupo no ha decidido aún si acudirá a la manifestación "Rodea al Congreso" que convocada para el día de la investidura, en la que su misión, ha recordado, es "votar no a Rajoy", y ha restado importancia al hecho de que sus promotores consideren "ilegítimo" un nuevo Gobierno del líder del PP.
Ha dicho que "más allá de los calificativos" lo cierto es que los ciudadanos votaron pensando en unos compromisos que dos partidos como Ciudadanos y PSOE "han incumplido claramente"; "no cumplir los compromisos se puede decir de muchas maneras", ha añadido.
Al hilo de esta reflexión, ha admitido que esto puede contribuir a "generar rechazo y protesta" y el aumento de la conflictividad social que auguraba ayer el líder de IU, Alberto Garzón, tras su reunión con el Rey.
De hecho, el parlamentario catalán opina que es lógico que vayan a incrementarse las protestas, porque lo raro sería lo contrario, ha señalado que para él es "bueno" y "positivo" que esto ocurra y ha recordado que las protestas sociales "tienen una lógica propia y vida propia" más allá de que lo que opinen los políticos.
Domènech ha acudido a la Zarzuela por primera vez sin chaqueta, con camisa azul oscura arremangada, vaqueros y botas deportivas, y ha estrechado muy cordialmente la mano de don Felipe en el Salón de Audiencias, donde el Monarca ha posado brevemente con él antes de invitarle a pasar a su despacho para mantener allí la reunión.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Los Reyes de España presiden en Madrid, pese a la lluvia, el Desfile Militar del Día de la Fiesta Nacional


MADRID.- Los Reyes de España, acompañados por sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, presidieron este miércoles un desfile militar con motivo del Día de la Fiesta Nacional muy deslucido por la lluvia que ha estado cayendo durante toda la mañana en Madrid. Se trata del primer desfile que se celebra con un Gobierno en funciones y sin líder de la oposición.

El Ministerio de Defensa se ha visto obligado a modificar el programa previsto y reducir el número de aeronaves que participaron en el desfile aéreo a los cazas y la patrulla Águila, que ha dibujado en el cielo los colores de la bandera de España.
Los Reyes han llegado sobre las 11 de la mañana a la Plaza de Neptuno, donde han sido recibidos por el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y la primera teniente de alcalde de Madrid, Marta Higueras.
El Rey ha llegado ataviado con el uniforme de capitán general del Ejército de Tierra acompañado de la reina Leticia y las infantas Leonor y Sofía.
A su llegada se ha escuchado el himno nacional y una batería de la Guardia Real ha rendido honores al monarca, que ha pasado revista a la tropa.
Los Reyes se han dirigido a la tribuna de autoridades, donde ha saludado a los presidentes de Congreso y Senado, a los ministros del Gobierno y a los presidentes de las comunidades autónomas que han acudido al desfile con motivo de la Fiesta Nacional. Este año no han asistido los presidentes de las comunidades de Cataluña, País Vasco y Navarra.
El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, se ha situado junto con los presidente autonómicos en su condición de presidente de Asturias, mientras que el lugar reservado tradicionalmente para el líder del PSOE ha sido ocupado en esta ocasión por el portavoz del grupo parlamentario PP en el Congreso, Rafael Hernando. A su lado estaba el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Hernando, y a continuación se ha situado el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera.
A continuación se ha procedido al izado y homenaje de la bandera nacional y también se ha homenajeado a los que dieron su vida por España. Una vez terminado ha dado comienzo el desfile aéreo y terrestre.
Por otra parte, el Ministerio de Defensa ha programado en las instalaciones militares numerosas actividades para la celebración de este día, como exposiciones, jornadas de puertas abiertas y conciertos.
Asimismo los 16 museos estatales dependientes de la Dirección General de Bellas Artes tienen hoy entrada gratuita y horarios extraordinarios.

Himno nacional de España

El Rey acudirá a la Cumbre Iberoamericana pese a que podría coincidir con la investidura

MADRID.- El Rey Felipe VI encabezará la delegación española en la próxima Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias (Colombia) los días 28 y 29 de octubre aunque la cita coincida con un eventual debate de investidura, han confirmado fuentes de la Casa del Rey.

El monarca ha anunciado este martes que abrirá una ronda de consultas con los partidos políticos los días 24 y 25 de octubre para comprobar si es posible nombrar un candidato a la investidura o, de lo contrario, se convocan de nuevo elecciones.
Si de las consultas se concluye que el líder del PP, Mariano Rajoy, está en condiciones esta vez de sacar adelante la investidura, el jefe del Estado le propondrá y la presidenta del Congreso, Ana Pastor, habrá de convocar con carácter inmediato un debate de investidura, dado que el plazo para evitar una nueva convocatoria electoral expira el 31 de octubre.
Eso quiere decir que ese eventual debate de investidura coincidirá en fechas con la celebración de la Cumbre Iberoamericana, lo que prácticamente haría imposible que Mariano Rajoy estuviera presente en Cartagena de Indias.
En circunstancias normales, son el Rey y el presidente del Gobierno quienes representan a España en las Cumbres Iberoamericanas que se vienen celebrando desde 1991, a partir de una iniciativa impulsada por España y México.
En cuanto al Rey, no se precisa su presencia en España durante el debate de investidura, pero sí después. Finalizado el debate de investidura, la presidenta del Congreso debe reunirse físicamente con el monarca para comunicarle formalmente el resultado de la votación y, en su caso, llevarle el real decreto de nombramiento de Rajoy como presidente del Gobierno, que ha de firmar el jefe del Estado.
Este encuentro formal entre el Rey y la presidenta del Congreso no tiene por qué celebrarse el mismo día en que termina el debate de investidura. De hecho, en las dos investiduras fallidas anteriores (primero la de Pedro Sánchez y después la de Mariano Rajoy) transcurrieron 48 horas desde la votación hasta la comunicación formal al monarca, dado que la votación tuvo lugar un viernes por la noche.
En esta ocasión, Felipe VI tiene previsto estar de regreso en España el domingo 30, por lo que ese mismo día podría recibir a Ana Pastor en el Palacio de la Zarzuela y firmar el real decreto de nombramiento del presidente del Gobierno, que se publicaría en el Boletín Oficial del Estado el 31 de octubre, justo cuando expira el plazo para evitar las terceras elecciones.
No obstante, lo que dice literalmente la Constitución es que en el plazo de dos meses desde la primera votación de investidura tras unas elecciones debe haber un candidato que haya obtenido la confianza de la Cámara, no que su nombramiento se publique en el BOE. Una vez que el nombramiento del jefe del Ejecutivo se publique en el BOE, podrá jurar o prometer el cargo ante el monarca.
La comunidad iberoamericana se ha dirigido este martes al Rey durante el almuerzo ofrecido a los miembros del Patronato del Instituto Cervantes y los embajadores iberoamericanos en el Palacio Real de Aranjuez, que no se usaba para un acto de los Reyes desde 2004.
En el 25 aniversario del Instituto Cervantes y el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, el Rey ha querido resaltar la labor que este centro hace no solo a favor del idioma español, sino en el estrechamiento de las “relaciones entre las naciones de lengua española”.
“El Instituto fue una iniciativa y una creación de España, pero progresivamente, sobre todo en los últimos años, se ha ido convirtiendo en una verdadera institución panhispánica”, ha puesto en valor.
Prueba de ello, ha dicho, es que los centros del Cervantes en todo el mundo acogen actividades del conjunto de los países hispanohablantes, que ya constituyen más del 60 por ciento del total de las realizadas-
Y no solo eso. El monarca ha recordado el reciente diploma de español (SIELE) constituido conjuntamente por el Cervantes, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Salamanca y la Universidad de Buenos Aires.
“De este modo, en paralelo con políticas que se conciertan en las Cumbres Iberoamericanas de jefes de Estado y de Gobierno, el Instituto Cervantes trabaja día a día en ese mismo sentido iberoamericanista“, ha continuado el monarca, que ha brindado porque esta acción mancomunada “sea cada vez más rica y eficaz”.

Así será hoy el desfile del Día de la Fiesta Nacional

MADRID.- Los Reyes presidirán hoy los actos centrales del Día de la Fiesta Nacional, que este año se celebran por primera vez con un Gobierno en funciones. En la tercera ocasión que Don Felipe preside el desfile, participarán unos 3.500 militares y guardias civiles, 43 vehículos y 59 aviones.

Los actos comenzarán a las 11.00 horas con la llegada de los Reyes a la madrileña plaza de Cánovas del Castillo. Tras los preceptivos honores militares, el Rey pasará revista al Batallón de Honores, para a continuación saludar, junto con la Reina, al resto de autoridades asistentes al desfile.

A continuación tendrá lugar el izado de la bandera española y el homenaje a todos aquellos que dieron su vida por España, que concluirá con un vuelo de la Patrulla Águila, que teñirá el cielo de la capital con los colores de la enseña nacional. 

En el acto estarán presentes el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, los ministros en funciones, los presidentes del Congreso de los Diputados y del Senado, presidentes autonómicos y otras autoridades nacionales, autonómicas y locales.

Desfile

Posteriormente comenzará el desfile, cuya vertiente aérea contará con la participación de aviones del Ejército del Aire, Armada y Guardia Civil, así como helicópteros de los tres ejércitos y del Instituto Armado. 

Entre los aviones que desfilarán figuran los Hércules que participan en misiones internacionales en el continente africano, el «P-3 Orión» en la misión «Eunavformed», de lucha contra el terrorismo en el Mediterráneo, y en la «Atalanta», de lucha contra la piratería en el Índico, los «Eurofighter» y «F-18» encargados de la defensa y control del espacio aéreo de soberanía nacional, el «Airbus A310» y los «Falcon 900» que participan en el transporte de autoridades y la proyección estratégica, las aeronaves que combaten los incendios y las de vigilancia marítima.


También se podrán ver los dos «NH-90 Caimán» que el Ejército de Tierra acaba de estrenar, los «‘Tigre» y «Chinook», así como los «Puma» y «Super Puma» del Ejército del Aire. El sobrevuelo de la Patrulla Águila con los colores de la bandera nacional pondrá el punto final al desfile aéreo.

En tierra

El desfile terrestre estará encabezado por la sección de motos de la Guardia Real. A continuación desfilará la Unidad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil. En ella se integrarán cinco militares con discapacidad de la Asociación Española de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad (Acime), seguidos de la Unidad de Reservistas Voluntarios. 


En el desfile terrestre no se verán ni acorazados ni carros de combate como viene siendo habitual desde que se aplicaron los primeros recortes en 2011, pero sí marcharán cuatro agrupaciones a pie del Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército de Tierra, la Guardia Civil, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Guardia Real. 

Después del saludo de los Reyes a las autoridades militares responsables y participantes en el desfile y su despedida, se arriará la bandera alrededor de las 13.00 horas. Posteriormente, los Reyes ofrecerán una recepción en el Palacio Real.

El acto será retrasmitido en directo por TVE a partir de las 10:45 horas.