martes, 23 de septiembre de 2014

La Infanta sabrá antes del 23 de octubre si está imputada

PALMA DE MALLORCA.- La Audiencia de Palma ha fijado el 23 de octubre como fecha límite para la deliberación y fallo de los catorce recursos al auto de finalización de la instrucción del caso Nóos, entre ellos los que piden la exoneración de la infanta Cristina, imputada por delitos fiscales y de blanqueo.

La sala segunda del tribunal provincial ha establecido dicha fecha, sin perjuicio de que se adelante si se alcanza previamente una decisión colegiada, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares en un comunicado.
Los catorce recursos se resolverán en una única decisión, indica la resolución dictada por la Audiencia.
La decisión la adoptará el tribunal compuesto por los magistrados Diego Gómez-Reino, Juan Jiménez y Mónica de la Serna, los mismos que dictaron el auto en el que la Audiencia de Palma suspendió en mayo de 2013 la imputación de la infanta Cristina propuesta por el juez del caso Nóos, José Castro, y apuntó nuevas líneas de investigación sobre presuntos delitos contra la Hacienda Pública y blanqueo por parte de la duquesa de Palma.
En aquella ocasión, el magistrado Juan Jiménez emitió un voto particular favorable a que la infanta prestara declaración como imputada para aclarar su actuación en el Instituto Nóos y la empresa Aizoon como supuesta cooperadora necesaria o cómplice en los delitos supuestamente cometidos por Iñaki Urdangarin y Diego Torres.
Por otra parte, la secretaria judicial de la sección segunda de la Audiencia de Palma ha desestimado el recurso de reposición del sindicato Manos Limpias contra la asignación de un único ponente para todos los recursos al auto de pase a procedimiento abreviado del caso Nóos.
Manos Limpias, que ejerce de acusación popular en el caso Nóos, recurrió la diligencia de ordenación que designó al presidente de la sección segunda, Gómez-Reino, como ponente único, por considerar que la decisión vulneraba la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) porque el presidente de la Audiencia Provincial no tiene competencia para modificar el turno de reparto que corresponde a la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia.
También alegó que vulneraba la Constitución, cuyo artículo número 24 recoge el derecho a un juez ordinario predeterminado por la ley. La Fiscalía Anticorrupción alegó en contra de dicho recurso.
En un decreto dictado, la secretaria judicial de la sección segunda de la Audiencia de Palma rechaza el recurso de Manos Limpias porque la decisión no infringe la LOPJ ya que no se refiere al reparto de asuntos, sino a la distribución de las ponencias.
"Lo que hace la diligencia de ordenación es materializar un acuerdo gubernativo, adoptado según se ha dicho, cumpliendo escrupulosamente las normas de reparto", ya que los recursos siempre corresponderían a la sección segunda de la Audiencia.
Según la secretaria judicial, tampoco lesiona los derechos fundamentales de la Constitución porque el Tribunal Constitucional ha reiterado que las normas sobre el reparto de asuntos no infringen el derecho al juez natural.
En lo que respecta a la posible parcialidad del magistrado Gómez-Reino que invoca Manos Limpias en el recurso, la secretaria judicial de la sección segunda afirma que "nunca puede ser promovida por vía de nulidad y el cauce adecuado es la recusación, que si no la ha hecho valer el recurrente es porque sabe que no concurre causa legal prevista para su apreciación".
Justifica la designación de un ponente único en el hecho de que los catorce recursos se contestarán en "una única resolución" y "para evitar dividir la continencia de la causa", un criterio "seguido y adoptado por múltiples audiencias".
La secretaria judicial indica que trasladará esta solución al presidente de la sección segunda "por si considera oportuno modificar las normas de distribución interna de ponencias".

Obama confirma su reunión con el Rey de España en Nueva York

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunirá este martes con el Rey de España, Felipe VI, con motivo de la participación de ambos en los trabajos de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, informó hoy la Casa Blanca.

"Durante su estancia en Nueva York, el presidente (Obama) mantendrá un breve encuentro con el Rey de España, Felipe VI, el martes 23 de septiembre", dijo a los periodistas la portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Caitlin Hayden.

La reunión, la primera entre Obama y el Rey de España, tendrá lugar por la tarde del martes, según fuentes oficiales españolas.

El rey Felipe será uno de los cuatro únicos dignatarios del mundo con quienes Obama se reunirá durante su visita a Nueva York, junto al primer ministro de Irak, Haidar Al Abadi, con el que hablará el miércoles.

Los otros dos, con quienes se verá el jueves, son el presidente de Egipto, Abdelfatá Al Sisi, y el primer ministro de Etiopía, Hailemariam Desalegn.

Además, Felipe VI y la reina Letizia tienen previsto acudir el martes a la recepción que Obama ofrecerá en el Hotel Waldorf Astoria a los jefes de todas las delegaciones participantes en la Asamblea General de la ONU.

Durante su visita para participar en la Asamblea General, Obama se dedicará a concretar apoyos para la coalición mundial contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que combate en Irak y Siria.

Hasta ahora, Estados Unidos ha logrado los apoyos de más de cuarenta países, entre ellos España, pero no ha aclarado los roles que tendrán en la coalición, donde además del plano militar habrá esfuerzos para presionar financieramente al EI, contrarrestar su propaganda y evitar que reclute nuevos combatientes extranjeros.

Felipe VI fue proclamado rey de España el pasado junio, tras la abdicación de su padre, Juan Carlos I, y Obama le envió entonces un mensaje de felicitación en el que expresaba su deseo de "trabajar estrechamente con él", para "continuar fortaleciendo" el vínculo entre los dos países.

El miércoles, el rey Felipe intervendrá por primera vez ante la Asamblea General de las Naciones Unidas y será el cuarto jefe de Estado en tomar la palabra, después de los presidentes de Brasil, Estados Unidos y Uganda, país que preside este año la Asamblea.

El Rey pide a los jóvenes en paro confianza en el futuro

NUEVA YORK.- El Rey de España mostró su comprensión con la decepción y frustración de los jóvenes en paro, a quienes envió un mensaje de esperanza en el futuro común de los españoles, porque España trabaja para salir de la crisis "más fuerte y con mayor confianza en sí misma".

Felipe VI pronunció estas palabras en la primera intervención pública de su visita a Nueva York, ante un grupo de estudiantes españoles y estadounidenses beneficiados por el programa de becas Fulbright, a los que animó a trabajar juntos por un futuro de ciudadanos globales que "luchen por la paz".

"España y Estados Unidos comparten los mismos valores" de democracia y libertades fundamentales, subrayó don Felipe, y destacó que ambos países aspiran a metas similares y afrontan los desafíos comunes de este siglo "con igual determinación para salvaguardar el mejor futuro a las generaciones venideras".

En un discurso leído íntegramente en inglés, el Monarca llamó a estudiantes y profesores a tener muy presentes la grave crisis económica que ha golpeado a Europa y a España en los últimos años y que "ha entorpecido y obstruido el normal desarrollo personal y profesional de mucha gente", especialmente de los jóvenes, tanto los que disponen de títulos de enseñanza superior como los que no.

"Todos nosotros entendemos la decepción y frustración que esas difíciles circunstancias han causado", señaló en este punto don Felipe, antes de añadir: "Me gustaría aprovechar esta oportunidad para enviar a todos esos jóvenes y sus familias un mensaje de esperanza y confianza en nuestro futuro común".

A continuación, recalcó que, con "sacrificio y esfuerzo", España "trabaja para salir de la crisis más fuerte y con mayor confianza en sí misma", porque la economía española es ahora "más diversa y competitiva, así como más productiva y abierta al mundo", y los españoles son "una nación que responde de forma decisiva -pero también con solidaridad- a los desafíos más complejos".

Como ejemplo de ello, citó el cambio fundamental que han experimentado las relaciones económicas bilaterales con Estados Unidos, un país que se mantiene entre los principales inversores en el mercado español mientras España, en la última década, también se ha situado como uno de los principales inversores en EEUU.

El Rey, acompañado por la Reina Letizia, inició hoy una visita a Nueva York centrada en la Asamblea General de la ONU y, con ocasión de esta cita, tiene previsto mantener diversas entrevistas bilaterales, la primera de ellas esta misma tarde, con el rey Abdalá de Jordania.

La primera actividad en la agenda neoyorquina de los Reyes fue el encuentro del Monarca con estudiantes y profesores del programa Fulbright celebrado en el International Institute of Education (IIE) que dirige el profesor Allan Goodman, con quien don Felipe coincidió hace unos 20 años durante su etapa de formación en la Universidad de Georgetown.

El IIE administra las becas correspondientes al Departamento de Estado de EEUU en el programa Fulbright, un proyecto de intercambio educativo que, a juicio de don Felipe, representa "algunos de los mejores valores de la sociedad estadounidense y de la cooperación internacional".

Así, el Rey valoró el "enorme impacto" que genera el programa Fulbright, galardonado este año con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, al construir puentes entre distintas sociedades y culturas, ya que "no hay mayor antídoto contra los conflictos que el conocimiento y la comprensión mutua".

Numerosas personalidades españolas de los ámbitos de la ciencia, la cultura y la política se hanbeneficiado de estas becas, recordó el Monarca, y aseguró que uno de los mayores regalos que él recibió de sus padres fue disfrutar de una experiencia educativa internacional, algo que le hizo mejorar como persona y le ayudó a comprender la necesidad de anteponer la humanidad a la diferencia.

Tras advertir de que "el conocimiento y la educación con claves para competir y tener éxito en un entorno cambiante", el Rey deseó suerte y buen trabajo a los cerca de cuarenta estudiantes españoles y estadounidenses que acudieron a este encuentro y concluyó así sus palabras: "Recordad que os necesitamos".