martes, 29 de julio de 2014

El yate Fortuna vendido a Baleària por 2,2 millones

PALMA DE MALLORCA.- La Fundación Turística y Cultural de las Islas Baleares (Fundatur) ha aceptado la oferta de la empresa Baleària para comprar el antiguo yate real Fortuna.

Uno de los patronos de la fundación, Gabriel Barceló, ha confirmado que la entidad se ha reunido esta mañana para estudiar la propuesta que ha hecho la empresa de transporte marítimo por 2,2 millones de euros.
Según han indicado fuentes de Baleària, la empresa espera la comunicación formal de Fundatur para proceder a la compra del yate que empleó la Familia Real.

La Reina Sofía, una orgullosa abuela con sus nietos en Mallorca

PALMA DE MALLORCA.- Como cada año, la familia real española pasa sus vacaciones de verano en Palma de Mallorca. La primera en llegar ha sido la reina Sofía que presumiendo de nietos y junto a su hija mayor, la Infanta Elena, ha sido vista en una estampa de lo más familiar.

Acompañada por los pequeños Froilán, Victoria Federica, Juan, Pablo, Nicolás e Irene, la reina ha aprovechado su estancia en la isla balear para llevar ayer lunes a sus nietos a un curso de vela en la escuela de Calanova, en Palma de Mallorca. Doña Sofía ha 'ejercido' de abuela en todo momento, hablando con varios de los monitores y preocupándose por sus nietos.
La gran ausente ha sido la infanta Cristina, que no ha acudido a la isla como sí hizo el año pasado para acompañar a sus cuatro hijos.
Aún se desconoce cuándo llegarán los nuevos reyes, Felipe VI y Letizia, aunque sí que se sabe que pasarán unos días en la isla. En principio, se dijo que podría ser a primeros del mes de agosto, aunque parece poco probable que sea antes del día 4, cuando tendrán que estar en la ciudad belga de Lieja, donde asistirán a los actos de conmemoración del centenario de la primera guerra mundial.

Felipe VI recibe hoy a Pedro Sánchez

MADRID.- El Rey Felipe VI recibirá hoy, martes, en audiencia al nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez , dos días después de que éste resultara elegido en el 39 Congreso que su partido celebró en Madrid.

Sánchez será recibido por el monarca en el Palacio de la Zarzuela a las 9.30 horas, según ha informado la Casa Real, con posterioridad a su reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que tuvo lugar ayer tarde en La Moncloa.
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez , dijo que le suenan "francamente bien" las medidas dadas a conocer por la Casa del Rey, como someter sus cuentas a auditoría externa a partir del año próximo y preparar un código de conducta con principios de buen gobierno aplicables a sus miembros. 
En declaraciones a los medios tras reunirse ayer tarde en La Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Sánchez precisó que no había tenido ocasión de conocer a fondo esas iniciativas, pero aseguró que lo que había leído le parecía "francamente bien".
A su juicio, todas las medidas de transparencia, apertura, modernidad y, "sobre todo, ejemplaridad" que puedan hacer todos los miembros de la Familia Real le parecen siempre "positivas". Según fuentes de la Casa del Rey, los integrantes de la Familia Real sólo podrán desempeñar a partir de ahora sus tareas institucionales de forma exclusiva y los de la "Familia del Rey", como las dos hermanas de Felipe VI , no percibirán retribución alguna y sólo podrán asistir a actos institucionales de manera excepcional.

El Rey someterá las cuentas de la Casa Real a una auditoría externa de la Intervención General del Estado

MADRID.- Un mes y nueve días después de haber heredado el trono, Felipe VI empieza a tomar decisiones que afectarán al funcionamiento de la Casa Real. La Zarzuela ha anunciado su intención de someter las cuentas de la institución a una auditoría externa de la Intervención General del Estado (hasta ahora sólo había controles internos) y de hacerla pública cada año a partir del próximo ejercicio. 

Es sólo uno de los "gestos" que, según fuentes de la Casa del Rey, se pondrán en marcha antes de que acabe el año. Además del régimen de incompatibilidades que ya afecta a los altos cargos y a todo el personal al servicio de las administraciones públicas, el Rey quiere aprobar un Código de Buen Gobierno, similar al que tienen las entidades públicas, pero adaptados a las singularidades de la institución monárquica.
Habrá también un régimen jurídico que establezca qué regalos pueden recibir los miembros de la Familia Real, que, además, sólo podrán dedicarse en exclusiva a actividades de naturaleza institucional.
En estos momentos, esa limitación tiene pocos efectos prácticos porque la Familia Real se reduce ahora a los propios Reyes, don Felipe y doña Letizia, a don Juan Carlos y doña Sofía, a la princesa de Asturias, doña Leonor y a la infanta Sofía. Pero tiene su valor simbólico al calor del escándalo del caso Nóos en el que están imputados los duques de Palma, Iñaki Urdangarin y Cristina de Borbón.
Cabe recordar que hasta que acabe el año, pues las cuentas se aprueban anualmente, don Felipe seguirá cobrando lo que cobraba cuando era Príncipe de Asturias, 146.376 euros brutos anuales; mientras que don Juan Carlos recibirá hasta entonces 292.752 euros brutos al año.
Felipe VI ha tratado de dar respuesta, en todo caso, a muchas de esas cuestiones que alimentan la desconfianza de los ciudadanos en las instituciones y de la que tampoco escapó su padre, Juan Carlos de Borbón. Es un intento de dotar, siquiera parcialmente, de contenido, las palabras que pronunció en su discurso de proclamación ante las Cortes. "Que la ejemplaridad presida la vida pública, con el Rey a la cabeza", dijo entonces.
Don Felipe quiere también que antes del 31 de diciembre la Casa Real firme un convenio con la Abogacía General del Estado para que sea esta la que, a partir de ahora, le asesore jurídicamente de manera ordinaria. La Abogacía ha asesorado hasta ahora a la Monarquía de manera esporádica, en situaciones concretas, pero en múltiples ocasiones don Juan Carlos recurrió a despachos de abogados privados.
Hay también intención de firmar un convenio con la secretaria de Estado de Comercio para regular y "atender debidamente las funciones representativas" en la promoción de los intereses económicos de España.