domingo, 28 de agosto de 2016

Las principales facciones en la batalla por el planeta Tierra y su estado actual / Benjamin Fulford *

La batalla en curso por el control del sistema financiero, y por lo tanto el control sobre el proceso de decidir lo que nosotros, como especie, vamos a hacer en el futuro, está llegando a un clímax. Por esta razón, éste podría ser un buen momento para ver quiénes son los actores principales y cuál es su posición.

En primer lugar, echemos un vistazo a la facción jázara / nazi que tomó el control de Europa, Japón y los Estados Unidos tras el ataque de falsa bandera del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.

Esta facción está dirigida por George Bush padre, David Rockefeller y sus lacayos. Su plan era reducir la población mundial en un 90% por medio del hambre, la enfermedad y la guerra. Buena prueba de ello ha sido proporcionada a varias agencias de policía, militares y de inteligencia de todo el mundo.

Ya que la toma del poder nazi de los Estados Unidos se completó con la elección robada por George Bush Jr. en el año 2000, el gobierno de los Estados Unidos ha tratado de asesinarnos a través de la liberación de armas biológicas incluyendo SARS, la gripe aviar, el Ébola, etc.

La verdadera razón por la que querían matar al 90% de la población era que tenían miedo de perder el control sobre el planeta, ya que grupos como los chinos, los musulmanes y los hindúes, que no estaban bajo su control, crecieron en población y en poder.

Los hicsos adoran a un ser con cara de cabra con una cola bifurcada conocida a través del tiempo por nombres tales como Set, Baal, Marduk, Lucifer, Satanás, etc. También practican sacrificios humanos, a veces a gran escala, tal como una Guerra Mundial hecha a propósito mediante ingeniería (social y política). Probablemente no hay más de un millón de miembros de este grupo, pero ocupan posiciones de control en muchas instituciones de gobierno, las finanzas, la religión, los medios de comunicación, etc en todo el mundo. Muchos de ellos son etiquetados erróneamente como judíos. Para proteger a las personas inocentes, los llamamos la mafia jázara. Los principales miembros de este grupo ahora tienen puesta una recompensa por cada una de sus cabezas y sus nombres se han enumerado públicamente.

Las principales facciones opuestas a este grupo en el mundo occidental son los cristianos, miembros de la fe judía que adoran a Jehová, así como ateos que creen sólo en la Regla de Oro (Trata a los demás como te gustaría que te tratasen a tí).

Los miembros de la élite de este grupo trataron de detener la masacre planificada de “comedores inútiles” proponiendo un impuesto sobre el carbono para recaudar fondos para pagar a los países pobres para preservar y ampliar sus bosques. Las principales personas detrás de la facción del calentamiento global eran miembros de familias aristocráticas y reales europeas que apoyaron al cristianismo en contraposición a los ideales satánicos. Se perdió la lucha por el poder en 2000, cuando le robaron las elecciones presidenciales a su hombre, Al Gore. El principal problema con este grupo fue que crearon una mentira sobre el calentamiento global causada por el carbono para promover su impuesto. Su sistema de comercio de carbono también estaba plagado de fraude.

No obstante, este grupo tiene un poder considerable ejercido a través de la parte no satánica de los masones junto con la parte de la Iglesia Católica que no había sido tomada por los satanistas. Este grupo logró sustituir al Papa Benedicto XVI en 2013. Su sustituto, Francisco, de inmediato comenzó a purgar la Iglesia Católica de pedófilos, limpiado el banco del Vaticano y llegó a acuerdos con Cuba y Colombia para detener el flujo de dinero de la droga a la facción de Bush / nazi de la CIA. Se habla de la participación de Francisco en la guerra sucia en Argentina, pero hasta ahora sus acciones demuestran que está tratando de hacer el bien.

Sin embargo, el grupo de liderazgo que puso en el poder a Francisco sigue presionando para dominar el mundo a través de un impuesto sobre el carbono controlado y recaudado en secreto por ellos. Ellos no van a tener éxito con este tipo de fraude, ya que se basa en mentiras y sigue siendo fraudulento.

El grupo detrás de Francisco también está presionando para que Donald Trump sea elegido Presidente de los Estados Unidos. Si tienen éxito, Trump comenzará arrestando a muchos de los principales jefes de la mafia jázara dentro de los EE.UU..

Trabajando en armonía con estas fuerzas está el Rojo y el Azul de Asia y sus aliados de la Sociedad Dragón Blanco.

El Rojo y el Azul se remontan, según su propia versión, a las organizaciones creadas por Mozi (?) alrededor del año 450 antes de Cristo. Estos grupos se aliaron en la década de 1700 con los restos de la burocracia Ming, el ejército y la marina de guerra en una lucha para derrocar a los conquistadores manchúes de China. Después de muchos intentos fallidos sangrientos, finalmente tuvieron éxito en 1911 cuando derrocaron al último emperador. Este grupo luego estuvo prácticamente inactivo.

Sin embargo, volvieron a estar en guerra total recientemente después de que encontraron pruebas de que el régimen de Bush había estado difundiendo el arma biológica SARS en un intento de matar a los pueblos de Asia. También conocieron los planes genocidas de los jázaros cuando grabaron varios sucesos en Bohemian Grove tras llegar al poder Bush Jr. Al Rojo y el Azul se les unió más tarde la familia de dragones, que es una confederación de las antiguas familias reales del mundo.

Cuando los asiáticos buscaron aliados en Occidente en su lucha contra los jázaros se formó la Sociedad del Dragón Blanco. La SDB es una coalición que tiene sus raíces en las antiguas tradiciones de Occidente que apoyaban hacer buenas obras de todo tipo.

Estos caballeros blancos fueron los responsables de cosas tales como la Carta Magna, la democracia, la caballerosidad, la protección de los débiles y los pobres y la necesidad de luchar, si es absolutamente necesario, para proteger todo lo que es correcto y decente. Los miembros del SDB están ahora en el control de la mayor parte del complejo industrial militar de Estados Unidos con excepción de los mercenarios al servicio de la mafia nazi de Bush / Clinton. El SDB trabaja en conjunto con los servicios de seguridad rusos, los servicios secretos británicos, los masones, las sociedades secretas musulmanes reales (en oposición a los falsos musulmanes que financian a los terroristas de ISIS), las sociedades secretas japonesas, los Illuminati, la nobleza blanca italiana, las familias reales de Europa, varias sociedades de artes marciales, etc, etc.

Los jázaros ahora se han reducido a unos pocos focos de mando en Washington DC, Nueva York, Arabia Saudita, Israel y algunos estados delincuentes.

Si los asiáticos y sus aliados del SDB dan un fuerte impulso podría ser el final del juego para los jázaros y su antiguo régimen de terror y de esclavitud tan pronto como este mismo año. Poner fin a su mandato sería uno de los eventos más importantes en la Historia humana durante los últimos miles de años. Podría conducir a la paz mundial y a una era de prosperidad sin precedentes.

La campaña de otoño de este año será una de las más importantes, sin embargo, en esta larga guerra híbrida para el control del planeta. Esta vez una victoria real y total es una posibilidad muy realista. Si todo el mundo hace su parte seremos capaces de iniciar pronto una nueva era, una era dorada, una era de asombro.


 (*) Periodista


https://benjaminfulfordcastellano.wordpress.com/

Otra investidura inútil / Pablo Sebastián *

Lo hemos dicho varias veces en estas páginas y lo vamos a repetir: el Rey no debe nombrar candidato a la investidura para la formación de un Gobierno a ningún dirigente político que no tenga previamente asegurado el apoyo mayoritario del Congreso de los Diputados.

Ni ningún dirigente o líder de un partido debe solicitar al Jefe del Estado su nominación para intentar ser investido, como lo hizo Pedro Sánchez en la anterior legislatura, si antes no tiene asegurados los apoyos parlamentarios pertinentes. Como tampoco es correcto ni suficiente, ni obligatorio legal y constitucionalmente, que el ganador de las elecciones se deba presentar a la investidura sin tener a su favor los escaños suficientes para ser investido Presidente del Gobierno.

El no aceptar estas premisas de pura lógica democrática por parte del Rey y de los dirigentes políticos del país -especialmente por el PSOE que forzó su inútil presencia en las Cortes y que ha empujado a Rajoy a imitarle en el error-, nos ha conducido a esta lamentable situación política española y a la pérdida de un tiempo precioso donde se han incluido una repetición electoral camino de unos terceros comicios generales.

Sánchez se ha equivocado en todo, convencido de que así lograra seguir unos meses más al frente del PSOE, y Rajoy se equivocó al pensar que su pacto con C’s ablandaría las posiciones negativas de los socialistas. Y el resultado negativo de ello lo tendremos a la vista a lo largo de esta semana y todo apunta que para confirmar el nuevo fracaso institucional del país que incluye serios riesgos para todos los españoles.

Y una pública fractura política, ideológica y social como la que ahora se va a escenificar en un agrio debate de investidura -donde unos hablaran de la necesaria estabilidad del país y otros de la corrupción- que romperá mas puentes de los ya destruidos y dejara a España en evidencia ante la UE y los mercados internacionales y al gobierno en funciones en situación de máxima debilidad frente al nuevo embate del desafío secesionista catalán.

Después de la fracasada investidura de Sánchez se ha vuelto a repetir el mismo error: nominar un candidato a la investidura sin apoyo suficiente. Y cabe imaginar que esa situación no volverá a repetirse por tercera vez, haya o no terceras elecciones, porque esta vez el Rey Felipe VI deberá asumir con firmeza su función moderadora y,antes de nominar candidato a la investidura, deberá tener confirmadas las garantías suficientes para que el aspirante triunfe en la votación. Y si eso no es así y se produce un tercer fracaso de investidura entonces en España pasaremos de una crisis institucional a una crisis de Estado que tampoco conviene descartar.


(*) Periodista


jueves, 4 de agosto de 2016

El Rey se equivocó por segunda vez / Juan Francisco Martín Seco *

El PP no tiene razón cuando manifiesta que debe gobernar la lista más votada, y están en lo cierto por tanto aquellos que desde las filas socialistas, o sus adláteres, le contestan que estamos en un sistema parlamentario y que alcanza la Presidencia de Gobierno aquel que logra en el Congreso una mayoría absoluta o simple (según sea en la primera o en la segunda vuelta). 

Pero precisamente por eso no se entiende que Pedro Sánchez se empeñe, tanto en esta como en la pasada legislatura, en hablar del tiempo de Mariano Rajoy, y que dedique la totalidad de la rueda de prensa convocada para dar cuenta de su entrevista con el Rey, a requerir una y mil veces al Presidente en funciones su obligación institucional y constitucional -le faltó decir teológica- de presentarse a la investidura, dando también por supuesto que era obligación del Monarca designarle como candidato. Y todo ello al mismo tiempo que se ratificaba con contundencia en su voto negativo, sin dejar el mínimo resquicio a la abstención, única posibilidad que tiene Mariano Rajoy de alcanzar la investidura. Lo de los independentistas es una broma de mal gusto que no se la creen ni quienes lo proponen.

Parece que el único objetivo de Pedro Sánchez consiste en conseguir que Mariano Rajoy pase por el trance de una sesión de investidura de antemano perdida, sin que le importe demasiado la formación de Gobierno; quizá por eso, mientras reiteradamente insistía en lo que tenía que hacer el Presidente del PP, no dijo una sola palabra de lo que pensaba hacer él para que se forme Gobierno, una vez que la negativa del PSOE a abstenerse bloquea toda posibilidad de que Mariano Rajoy sea investido. Es decir, contestar a lo que le preguntaban una y otra vez los periodistas y que es lo que interesa a los españoles, si va a intentar, tal como le han solicitado algunos de los suyos, un Gobierno con Unidos Podemos y con los independentistas.

La Monarquía, en su misma esencia, presenta un evidente y enorme defecto, consistente en que el puesto de Rey es hereditario y no se somete al voto popular. Por esa razón en las democracias modernas las constituciones pretenden paliar esta tara de origen, atribuyendo al Monarca funciones exclusivamente representativas y vaciando de contenido cualquier otro papel que protagonice. Nuestra carta magna declara al Rey irresponsable, y dispone que cualquier norma que apruebe ha de ser refrendada por un político. Pero como los cortesanos son peores que los reyes, en esta temporada tan incierta en la que nos encontramos con un Gobierno en funciones, no falta quien pretende sacar al Rey de su papel institucional y de la debida escrupulosa neutralidad para asignarle funciones o incluso decisiones que no le competen.

No es solo que Albert Rivera desbarrara afirmando que iba a pedir al Rey que intercediese ante el PSOE para convencer a esta formación de que debía abstenerse en segunda votación en la investidura de Mariano Rajoy, actitud propia de un político imberbe, sino que el papel del Monarca ha sido desnaturalizado en la interpretación que muchos han hecho del artículo 99 de la Constitución, y que ese mal entendimiento ha podido contagiar al mismo Felipe VI.

Hay que comenzar afirmando que debería ser obvio que de ningún modo la propuesta es un acto discrecional del Rey, el cual basándose en su solo juicio o en sus creencias, pudiera designar a quien considerase más conveniente. No obstante, tampoco es el reflejo de un mero automatismo que conduzca al Monarca a tener que designar por obligación al cabeza de la lista más votada. Si esto fuese así, sobraría la actuación del Rey y por supuesto la ronda de consultas.

Pero entre el automatismo y la discrecionalidad existe una vía intermedia que es donde adquieren sentido las entrevistas con el Rey de los representantes designados por los grupos políticos, porque mediante estas consultas el Monarca puede aquilatar quién tiene posibilidades de conseguir la investidura, y por lo tanto quién debe ser designado, sea de la primera fuerza o de la quinta. De todo esto se deduce que las negociaciones entre los partidos deben ser previas a la rueda de consultas y no viceversa. Ahora que han surgido tantos exégetas del artículo 99 de la Constitución, notarán el carácter de inmediatez que el texto concede entre la designación y la sesión de investidura, signo de que la negociación se ha efectuado con anterioridad, al menos en sus partes esenciales.

Saquemos las conclusiones de todo ello:
Primera.- No hay tiempo de Rajoy ni de ningún otro, al contrario de como se han empeñado en convencernos Pedro Sánchez y el PSOE, tanto en la pasada legislatura como en la actual. En un parlamento tan fraccionado como este, nada más conocerse los resultados electorales comienza el tiempo de todos porque todos deben buscar los acuerdos oportunos para formar Gobierno, de manera que pueda llegarse a la ronda de consultas con al menos un germen de Gobierno, que haga posible que el Rey designe al candidato.

Segunda.- En la pasada legislatura, el Rey se equivocó al designar a Rajoy y acertó este al declinar la invitación, puesto que era evidente que ni tenía ni iba a tener los apoyos precisos, una vez que el PSOE había manifestado su firme propósito de no negociar.
Tercera.- Se equivocó también el Rey -o “lo equivocaron”- cuando designó a Pedro Sánchez, sin que hubiese la menor garantía de que contase con los votos necesarios.

Cuarta.- Asimismo, en las pasadas elecciones, Pedro Sánchez nos hizo perder a todos mucho tiempo, porque si su intención era formar Gobierno debería haber empezado desde el primer momento a negociar con Pablo Iglesias, ya que si Rajoy no tenía ninguna posibilidad sin el voto del PSOE, él tampoco la tenía sin la aquiescencia de Podemos. Pero Pedro Sánchez nunca tuvo la intención de negociar de verdad con la fuerza morada, simplemente exigía de ellos un cheque en blanco. En lugar de ello, se empecinó en montar todo un espectáculo, mediante una negociación teatral con Ciudadanos que a nada conducía.

Quinta.- Acertó el Rey cuando tras el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez no designó a ningún otro candidato a la espera de que los partidos pudiesen llegar a algún acuerdo, lo que como es palmario no se consiguió.

Sexta.- El Rey se ha equivocado de nuevo al designar a Mariano Rajoy y este también al aceptar la designación, puesto que, dada la negativa del PSOE y de Ciudadanos a emprender cualquier clase de negociación, la investidura es de antemano fallida y la sesión, una farsa. La finalidad de la sesión de investidura no es, como intenta persuadirnos Pedro Sánchez, que comience a contar el plazo de los dos meses de cara a la disolución de las Cortes (esa cursilada de “poner en marcha el reloj de la democracia”), sino la elección de un Presidente. Es verdad que nuestra Constitución tiene una laguna, pero en democracia siempre hay soluciones sin montar pantomimas y sin tener que desfigurar las instituciones. Las Cortes son soberanas y, aun cuando no figure explícitamente en la Constitución, siempre podrán disolverse en caso de bloqueo para convocar nuevas elecciones.

Séptima.- Si la decisión del PSOE de no abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy es firme y no piensa modificarla, y si es verdad que tampoco quiere ir a unas terceras elecciones, Pedro Sánchez tenía que haber dejado de marear la perdiz y desde el primer momento acometer lo que parece ser su auténtico objetivo, el que no se atreve a confesar abiertamente, que es negociar con Podemos y con los independentistas. ¿Para qué todo ese teatro acerca de la investidura de Rajoy? Es un juego infantil el que se traen con ese asunto los líderes del PSOE y de Ciudadanos. Una venganza pueril, que ni siquiera lo es. Se puede pensar lo que se quiera de Pablo Iglesias, pero hay que reconocer que es el único que ha hablado claro desde el principio, exhortando a Pedro Sánchez a negociar nada más saberse los resultados electorales, sin andarse por las ramas, sin esperas y sin encomiendas reales.


(*) Interventor y Auditor del Estado. Inspector del Banco de España


martes, 2 de agosto de 2016

El bloqueo político elimina el tradicional despacho veraniego en Marivent

PALMA DE MALLORCA.- Felipe VI regresó hoy desde Palma a Madrid para trabajar en su despacho en el Palacio de la Zarzuela, donde mantendrá mañana la habitual reunión semanal con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, según han informado fuentes de la Casa del Rey.

Este año no tendrá lugar por tanto el tradicional despacho veraniego entre el jefe del Estado y el jefe del Gobierno en el Palacio de Marivent, la residencia mallorquina de la Familia Real, a la que don Felipe volverá antes del fin de semana, si bien la Casa del Rey no ha confirmado aún en qué momento.
Tras su regreso a Palma, la agenda institucional prevista hasta ahora por el Monarca continuará el sábado por la tarde en el recinto Ses Voltes del Parc de la Mar, al pie de la catedral, donde presidirá la entrega de trofeos de la 35ª Copa del Rey Mapfre de Vela.
Al día siguiente, Felipe VI y la reina Letizia ofrecerán por la noche en el Palacio de la Almudaina su recepción anual a las autoridades baleares y a una amplia representación de la vida social del archipiélago, un acto al que el verano pasado asistieron cerca de cuatrocientos invitados.
El Rey inauguró ayer su agenda veraniega en Mallorca con las tradicionales audiencias a las principales autoridades de esta isla y Palma, si bien la especial situación política que vive España ha condicionado este año la estancia de don Felipe, que ha dedicado una parte importante de su tiempo a tareas de despacho en el Palacio de Marivent.
Lo mismo hizo cuando llegó hoy a la Zarzuela, donde mañana tendrá ocasión de abordar con Rajoy el estado de las conversaciones del líder del PP y jefe del Ejecutivo en funciones con otros dirigentes políticos con el fin de intentar desbloquear el proceso para la formación de un nuevo Gobierno.

Letizia sigue marcando sus tiempos / Jaime Peñafiel *

El pasado sábado, 30 de julio, la infanta Pilar de Borbón, hermana primogénita de don Juan Carlos y tía carnal de Felipe, conocida también por “Doña Pi”, reunió a toda su familia para celebrar sus 80 cumpleaños. Se daba por seguro que acudirían los Reyes eméritos, a pesar de la extraña situación en la que vive la real pareja. Pero la profesionalidad de la Reina y el cariño del Rey por su hermana, confirmarían la real presencia en el chalet de la urbanización “Sol de Mallorca”, en Calviá, donde reside durante el verano.

Sobre la presencia de Felipe y Letizia, se especulaba, con cierto fundamento, dada la situación política en la que vive España y que obliga al Jefe del Estado a permanecer de guardia 24 horas sobre 24 en La Zarzuela.

Pero, el buenazo de Felipe hizo un esfuerzo para asistir al almuerzo de su tía. Sorprendió lo hiciera solo. La inefable Letizia volvió a dar el cante, negándose a acompañar a su marido y dando, con ello, tres cuartos al pregonero sobre la situación familiar. Se sabía de la poca o nula relación de la consorte con tía “Pi”, pero no hasta ese grosero desplante.

El tema resulta aún más sorprendente cuando se supo que Felipe había viajado a Palma con sus dos hijas, mientras que mamá, contra viento y marea, gustara o no a papá, prefirió quedarse en Madrid.

¿Qué necesidad había de dar la campanada familiar con esta espantada que vuelve a demostrar primero, que Letizia sigue marcando sus tiempos; segundo, que ella y no Felipe es quién administra su vida y tercero, que no está dispuesta a que nadie, empezando por el pobre de su marido, le diga lo que tiene y lo que no tiene que hacer?

A la muchacha no le importa la opinión pública, la opinión publicada, tan cortesana ella, y la opinión de la familia.

Letizia viajó a Palma cuando quiso, cuando le dio la real gana, que fue al día siguiente, presentándose ante la prensa, con marido e hijas, como si no hubiera pasado nada, habiendo pasado tanto. Como si una ilustre anciana, que cumplía 80 años, no se mereciera todo el respeto de la nieta de un taxista reconvertida en consorte real. Por el contrario, a su marido, a todo un Rey, no le importa acudir a las fiestas de la enfermera, de la mamá de ella, todo el día metida en su casa, o a las de papá y su segunda esposa. También llevó a Felipe hasta Italia para asistir a aquella extraña celebración de la no menos extraña boda de su hermana Telma y el polémico Jaime del Burgo.

La Zarzuela, el portavoz, querido Jordi Gutiérrez, debería explicar cómo es posible que el Rey viajara en el mismo avión que la Princesa de Asturias, en contra de las normas vigentes en todas las monarquías de que el titular y su heredero / heredera viajen juntos.

El problema no sería tal si la caprichosa y rebelde sin causa, Letizia, hubiera acudido con sus hijas a Palma, en vez de preferir quedarse en Madrid. ¿Para qué?, pregunto. Posiblemente, para demostrar de forma “estentórea” y pública el desprecio hacia la infanta Pilar.

Aunque a ella no le agrade, Felipe debería haberla obligado a comportarse como debe y no como quiere. Pero le falta carácter y autoridad.

No es la primera vez. Hace dos años y después de un enfrentamiento con Felipe, abandonó el Palacio de Marivent, en Palma, dejando plantada a toda la familia, incluidas sus hijas. 

Fue entonces cuando se rumoreó que don Juan Carlos le dijo a su hijo: ¡Divórciate!

Tiempo al tiempo.


(*) Periodista


sábado, 2 de julio de 2016

El Rey, ante Puigdemont: 'Hay que aprender a convivir'


GERONA.- El Rey ha advertido este viernes ante el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de que no se puede construir un mundo mejor desde el "egoísmo" o el "enfrentamiento", por lo que ha animado a "aprender a convivir, a entenderse y respetarse" en sociedades cada vez "más diversas, más plurales" y "menos unánimes".

En su decimoséptima visita a Cataluña desde que fue proclamado Rey, don Felipe, acompañado por doña Letizia, ha presidido esta tarde en el Palacio de Congresos de la capital gerundense la entrega de los premios anuales que otorga la Fundación Princesa de Girona (FPdGi) a jóvenes y entidades que destacan por su capacidad emprendedora con proyectos innovadores.
Puigdemont, a quien se ha visto entrar en el vestíbulo junto a los Reyes, después de saludarles sin la presencia de los medios informativos, formaba parte de los cerca de 1.100 invitados que ha escuchado los razonamientos del jefe del Estado, al igual que los consellers de Presidencia, Neus Munté, y de Empresa, Jordi Baiget, y la alcaldesa de Gerona, la también convergente Marta Madrenas.
A diferencia de las dos últimas ediciones, esta vez no acompaña a los Reyes el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, sino el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, punto sobre el que la Casa del Rey ha aclarado que corresponde exclusivamente al Gobierno decidir quién ejerce en cada caso el papel de "ministro de jornada".
En un discurso en el que ha combinado catalán y castellano, Felipe VI ha elogiado a los premiados como un ejemplo para todos y "un motivo de esperanza para España", tras subrayar que estos jóvenes saben que "el mundo de hoy exige colaborar y cooperar, aprender a convivir, a entenderse y respetarse, en sociedades cada vez más diversas, más plurales, más complejas, menos unánimes".
"No se puede construir ese mundo mejor al que aspiran desde el egoísmo, desde el temor o el enfrentamiento", ha recalcado el Monarca, quien ha considerado además una responsabilidad del Estado y de la sociedad en su conjunto "comprometerse sin reservas y apoyar sin fisuras a los jóvenes para que puedan afrontar su futuro con mayor seguridad", así como hacerlo "sin retórica, sin excusas".
Según ha argumentado, esta responsabilidad de la sociedad con su juventud es aún mayor "en tiempos de inflexión donde se producen grandes cambios, como es el momento actual", en el que "los jóvenes han sufrido con especial dureza los efectos de la crisis económica, que tanto puede condicionar su futuro".

Alocución en catalán
En catalán, idioma que ha utilizado durante casi la mitad de su larga alocución, don Felipe ha valorado la importancia del trabajo de la FPdGi para disponer de "ciudadanos críticos y libres" y lograr, "en un mundo lleno de dificultades", que los jóvenes cuenten con herramientas adecuadas que les permitan progresar y "afrontar su futuro con éxito, porque es el futuro de todo el país".
Jóvenes como los galardonados deben "servirnos de inspiración", ya que su ejemplo transmite mensajes de valores, "de superación y responsabilidad", y mensajes "para la convivencia y el progreso", ha señalado el Rey, quien ha proclamado a continuación: "Nada positivo construiremos sin el cimiento de unos principios sólidos" y "sin una ética que nos defina personalmente como individuos íntegros".
Al reseñar los méritos de los premiados, ha hecho también un llamamiento a asumir riesgos "sin miedo a fracasar", dado que "las grandes mujeres y los grandes hombres" se forjan "en los contratiempos, en los sinsabores y dificultades, en levantarse después del fracaso con más fuerza, con más sabiduría, con más humildad".
En esta edición, han sido galardonados la poetisa Elena Medel y el percusionista y director de orquesta Andrés Salado en la categoría de Artes y Letras, el diseñador informático Sergio Álvarez en la de Empresa, la química Silvia Osuna en la de Investigación Científica, la lingüista Luz Rello en el apartado Social y la Fundación Tomillo en el de Entidad.
Una conversación entre el cineasta Juan Antonio Bayona y su productora habitual, Belén Atienza, en la que han reflexionado sobre los obstáculos que han debido superar en su vida y su trabajo antes de lograr el éxito, ha abierto este año la ceremonia de entrega, a la que ha seguido una cena en la que Puigdemont ha acompañado a los Reyes en la mesa presidencial.
Previamente, tanto don Felipe y doña Letizia como el presidente de la Generalitat, en distintos puntos del vestíbulo, han dedicado casi media hora a atender a numerosos jóvenes que se acercaban a saludarles y a fotografiarse junto a ellos con sus teléfonos móviles.

domingo, 19 de junio de 2016

Felipe VI y doña Letizia cumplen hoy dos años como reyes de España


MADRID.- Hoy se cumplen dos años de la proclamación de Felipe VI, aniversario que el jefe del Estado y la reina Letizia celebran sin actos en su agenda oficial y que sólo se ha recordado institucionalmente con el solemne izado de la bandera nacional que tuvo lugar hoy, a las diez de la mañana, en la madrileña Plaza de Colón. Además, puertas adentro del recinto del Palacio de la Zarzuela, la Guardia Real cumplirá también con una de las cuatro ceremonias anuales de izado de la enseña nacional programadas por decisión del Monarca, en este caso con motivo del aniversario de su acceso al trono.

El año pasado, coincidiendo con el primer aniversario de su reinado, Felipe VI presidió en el Palacio Real, junto a la reina Letizia, un acto de especial significado. Los Reyes condecoraron con la Orden al Mérito Civil a 38 ciudadanos de toda España destacados por su conducta ejemplar, dedicación y trabajo. La ocasión permitió al jefe del Estadso evocar en un discurso el día "imborrable" de su proclamación "lleno de sentimientos y emociones", recordó, y del que dijo que conservaría "siempre grabado en la memoria por el honor y la responsabilidad de asumir la Jefatura del Estado".
Explicó también el Rey que durante ese último año había trabajado "con lealtad" a su juramento a la Constitución y reafirmó su vocación de "servicio a los españoles", sin olvidar aludir a la "gran nación" que contribuían a construir los condecorados, la misma expresión que había empleado ante las Cortes en su proclamación. La ceremonia emocionó a los homenajeados, procedentes de todos los ámbitos de la sociedad, y a sus familias, que después expresaron su agradecimiento por una iniciativa que se celebraba por vez primera y que no ha vuelto a repetirse.
Tras aquel emotivo acto en la Sala de Columnas del Palacio de Oriente -la misma en la que Juan Carlos I firmó la ley de abdicación- se celebró un almuerzo institucional. De esta manera, los Reyes pudieron celebrar también el aniversario con don Juan Carlos y doña Sofía y con los máximos representantes de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. Estuvieron presentes el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, acompañado por su esposa, Elvira Fernández, y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.
También acompañaron a los Reyes los presidentes del Congreso, Jesús Posada, y del Senado, Pío García Escudero, igualmente con sus esposas; el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, y del Supremo y el CGPJ, Carlos Lesmes, y el jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, junto a su esposa.
El propio Lesmes fue el encargado de presidir aquel día en la madrileña Plaza de Colón el izado conmemorativo de la bandera, que este año encabezó el vicepresidente del Supremo, Ángel Juanes, junto al jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez.
Más allá de esta ceremonia castrense no está previsto que los Reyes repitan el almuerzo institucional del año pasado ni van a participar en ningún acto oficial en este segundo aniversario, muy marcado por la proximidad de las elecciones generales y con un Gobierno en funciones desde hace seis meses.
Eso sí, a la Reina Sofía se la podrá ver esta noche en el Teatro Real, donde entregará un premio a la violinista Anne Sophie Mutter en el marco del concierto de clausura del curso 2015-2016 de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, acto que no se ha incluido en la agenda oficial de la Familia Real.

martes, 31 de mayo de 2016

El Rey recibe por primera vez a Aznar en Zarzuela


MADRID.- El Rey ha recibido por vez primera en audiencia pública a José María Aznar en el marco de un encuentro en la Zarzuela con el Consejo Académico y Social del Instituto Atlántico de Gobierno (IADG), entidad fundada por el expresidente en el año 2014 como centro de enseñanza universitaria superior.

La presencia de Aznar en Zarzuela ha ofrecido su primera foto en este palacio junto a Felipe VI desde su proclamación, ambos acompañados de otros once miembros del IDAG, entre ellos los exministros Josep Piqué y Abel Matutes, así como José María Aznar Botella, hijo del exjefe del Ejecutivo.
La entrevista de todos ellos con el jefe del Estado, celebrada a puerta cerrada, obedece a la celebración en Madrid de cuatro jornadas de debates organizadas por el IADG a cargo de expertos en materias como la economía, nuevas tecnologías y seguridad y convocadas como "I Semana Atlántica".
Don Felipe ha recibido a sus invitados en el Salón de Audiencias de Zarzuela, donde primero ha saludado a Aznar y luego a los demás integrantes del consejo académico para hacerse todos juntos una "foto de familia". A instancias del Rey, que ha hecho notar que hacía buena tarde para retratarse en el exterior, la fotografía de grupo se ha repetido al aire libre en la escalinata de acceso de los jardines del palacio.
Junto a Aznar, presidente del IADG, han asistido a la reunión los exministros Piqué y Matutes; el presidente de ENDESA, Borja Prado; el presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Juan Velarde; el historiador Fernando García de Cortázar y el presidente del Trinity College Group y fundador de la Universidad Europea de Madrid, Julio Fidalgo.
También ha acudido a la audiencia con el Rey el empresario de origen venezolano Nelson Mezerhane, cofundador de Globovisión TV y propietario del rotativo más antiguo en lengua española del sur de EE UU, Diario Las Américas. Igualmente del otro lado del Atlántico ha asistido el guatemalteco Dionisio Gutiérrez, presidente de la Fundación Libertad y Desarrollo de Guatemala.
La presidenta de la Fundación Barreiros, Mariluz Barreiros, José María Aznar Botella y el director académico del instituto, Miguel Ángel Quintanilla Navarro, han completado el grupo de representantes que se ha entrevistado con don Felipe.
El IADG fue fundado por Aznar en 2014 como institución académica pensada para estudiar las políticas públicas y el funcionamiento de las instituciones mediante una oferta académica de excelencia amplia y especializada, con un máster y varios cursos y seminarios. Su ideario apuesta por la defensa "del Estado de Derecho, la democracia liberal y representativa, los derechos humanos, la sociedad abierta, la economía de mercado, los valores atlánticos y el reformismo".
La "I Semana Atlántica" organizada en Madrid va a contar con la presencia de exministros como Eduardo Serra, Alberto Ruiz-Gallardón y Josep Piqué, así como con el vicepresidente del BEI, Román Escolano, los empresarios españoles Antonio Llardén (Enagás), Pedro Miró (Cepsa) y Juan Lasala (Red Eléctrica), y el director de políticas públicas de Google en Europa, Nicklas Lundblad.
Las jornadas serán clausuradas por el propio José María Aznar el próximo jueves con un discurso que cerrará las sesiones de debate, en las que también colaboran la académica Carmen Iglesias y la directora de Asuntos Públicos de Facebook Iberia, Natalia Basterrechea junto a directivos de Facebook, Telefónica e Iberdrola y representantes de medios de comunicación españoles y americanos.
El IADG fue presentado en febrero de 2015 en un acto celebrado en Madrid al que asistieron la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el premio Nobel Mario Vargas Llosa y destacados empresarios como los presidentes de Telefónica y Repsol.

sábado, 28 de mayo de 2016

Don Felipe y Doña Letizia han presidido hoy en Madrid los actos centrales del Día de las Fuerzas Armadas

MADRID.- Los Reyes Felipe y Letizia han presidido este sábado los actos centrales del Día de las Fuerzas Armadas, un homenaje a los que dieron su vida por España y un desfile de 734 efectivos de los tres Ejércitos, la Guardia Civil y la Guardia Real. A su llegada al centro de Madrid, Felipe VI ha sido vitoreados por los miles de ciudadanos que han presenciado estos actos.

Don Felipe y Doña Letizia han llegado a la plaza de la Lealtad, junto a la plaza de Neptuno, pocos minutos después de las 12.30 horas, y los miles de madrileños y turistas que se agolpaban en las inmediaciones y a lo largo del paseo del Prado han estallado en vítores y aplausos.
Acompañando a los 'vivas' al Rey, han agitado miles de banderitas de España mientras el monarca, ataviado con el uniforme de capitán general del Ejército del Aire y con la bengala de jefe supremo de las Fuerzas Armadas, pasaba revista a la fuerza.
Desde mediodía han ido llegando autoridades a esta plaza del centro de la capital. Una de las primeras ha sido Carmena, quien ha accedido al lugar por la calle Juan de Mena.
El Rey ha aparecido vestido con el uniforme del Ejército del Aire y portando la bengala de capitán general de los ejércitos que recibió en la última Pascua Militar, y la Reina con un vestido con chaqueta de color blanco roto y falda negra.
Han presidido el homenaje a los que dieron su vida por España y un desfile protagonizado por 734 militares, en el que no ha faltado el vuelo de la patrulla Águila, formada por siete aviones C-101, dibujando en el aire los colores de la enseña nacional.
Junto a los Reyes, han asistido los ministros de Defensa, Pedro Morenés, y de Interior, Jorge Fernández Díaz; el jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Fernando García Sánchez, y los jefes de Estado del Ejército (Jeme), general Jaime Domínguez Buj; del Aire (Jema), general Francisco Javier García Arnaiz, y de la Armada (Ajema), almirante Jaime Muñoz Delgado.
También han asistido, además de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, por primera vez, la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, y el ministro de Defensa de Azerbaiyán, Zakir Hasanov, que se encuentra de visita oficial estos días en España. Sin embargo no ha acudido la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, al estar en Milán para la final de la Champions.
Tras el acto, que ha durado unos 25 minutos, los asistentes se han dirigido a la recepción oficial que ofrecen los Reyes al mundo militar en el Palacio Real.
El momento más emotivo del acto se ha producido cuando el Rey, tras pasar revista a las tropas, ha colocado una corona de laurel ante la llama permanente del monumento a los caídos, bajo los acordes de "La muerte no es el final", momento en el que surcaron los aires los siete aviones de la patrulla Águila con los colores de la bandera española.
A continuación se ha desarrollado el desfile a pie en el que han participado un batallón mixto formado por escuadra de gastadores, bandera y escolta, unidad de música y cinco compañías de la Guardia Real, Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire y de la Guardia Civil, respectivamente.
El acto ha podido seguirse en varias pantallas gigantes instaladas a lo largo del recorrido del desfile. Finalizado el evento, los asistentes han repetido los vivas a los Reyes, que, antes de abandonar la plaza de la Lealad, han departido unos minutos con el ministro de Defensa de Azerbaiyán.

domingo, 15 de mayo de 2016

La Reina Sofía preside la jura de bandera de 27 nuevos guardias reales

MADRID.- La Reina Sofía presidió hoy la jura de bandera de 27 nuevos guardias reales. Doña Sofía ha acudido al cuartel El rey, en El Pardo, donde ha presidido la jura de bandera de 27 nuevos guardias reales del ejército del Aire y 480 civiles, de ellos 290 mujeres.

A la ceremonia han asistido los ministros de defensa, Pedro Morenés, y del interior, Jorge Fernández Díaz en funciones; la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa y los directores generales de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, y de la Policía, Ignacio Cosidó.
Para el acto, doña Sofía ha escogido un abrigo color gris con zapatos y blusa color nude. Un conjunto discreto acorde con el carácter militar y estatal del acto. Hacía tiempo que no veíamos a la esposa del rey emérito en un acto oficial pues, tras la abdicación de Juan Carlos I, doña Sofía ha preferido mantenerse en un segundo plano.

jueves, 12 de mayo de 2016

Un menú de once euros para el Rey en un bar de carretera de la provincia de Toledo

MADRID.- Los trabajadores del restaurante Puerta de Extremadura de la localidad toledana de La Calzada de Oropesa y los comensales que comían en este establecimiento este pasado lunes alrededor de las tres de la tarde, probablemente no olvidarán jamás la experiencia que vivieron. 

Y es que a esa hora hizo acto de presencia en el local ni más ni menos que el Rey Felipe VI, que acompañado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, pidió mesa para comer.
Ambos regresaban a Madrid por carretera tras participar en el monasterio de Yuste (Cáceres) en el acto de entrega del premio Carlos V.
Patatas con conejo, ensalada, carne y de postre un bizcocho y un plátano fue el menú, con un precio de once euros, que se sirvió al monarca. Por su parte, el ministro de Educación y Cultura optó por lengua de vaca, ternera y sopa castellana.
Lógicamente, la presencia de Felipe VI en el restaurante no pasó desapercibida, por lo que los trabajadores y algunos clientes no desaprovecharon la ocasión para solicitarle hacerse una foto con él.
Mientras personal que acompañaba al Rey se dispuso a pagar los 12 menús de once euros consumidos, Felipe VI no tuvo ningún reparo en hacerse fotografías con los trabajadores del restaurante y con algún cliente, tal y como se ha puesto de manifiesto en las redes sociales.
 

martes, 12 de abril de 2016

El Rey convocará a los partidos los días 25 y 26 para ver si hay candidato o se convocan elecciones

MADRID.- El Rey celebrará nuevas consultas políticas los días 25 y 26 del presente mes para comprobar si puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno o procede a la disolución de las Cortes y a la convocatoria de elecciones generales. En un comunicado, la Casa del Rey explica que el presidente del Congreso, Patxi López, hará llegar a don Felipe el próximo día 21 la relación de representantes designados por los grupos políticos parlamentarios que acudirán a la Zarzuela con este fin.

Tras el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez, que se debatió a principios de marzo y que no salió adelante tras dos votaciones fallidas, Felipe VI optó por no iniciar una nueva ronda de audiencias. Ahora, esta tercera ronda se contempla por la mayoría de las fuerzas política como un simple trámite para constatar la falta de acuerdo entre las distintas formaciones en disposición de intentar un acuerdo. El PP no ha podido atraer a ningún partido para intentar la investidura de Mariano Rajoy y el PSOE, que logró un pacto con Ciudadanos, no ha podido sumar a Podemos. Es más, este lunes dejó claro que no piensa intentar nuevas negociaciones con el partido de Pablo Iglesias y rechazó de plano la posibilidad de entablarlas con el PP de cara a la gran coalición que promueven tanto Rajoy como el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

El Comunicado de la Casa del Rey dice lo siguiente:
1. S.M. el Rey, de acuerdo con lo establecido en el artículo 99.4 de la Constitución, ha comunicado en el día de hoy al Sr. Presidente del Congreso su decisión de celebrar nuevas consultas los días 25 y 26 de abril.
2. La finalidad de las consultas es constatar si, de la disposición que le trasladen los representantes de los grupos políticos con representación parlamentaria, S.M. el Rey puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios para que el Congreso de los Diputados, en su caso, le otorgue su confianza; o, en ausencia de una propuesta de candidato, proceder a la disolución de ambas Cámaras y a la convocatoria de nuevas elecciones generales en el momento que constitucionalmente corresponda y con el refrendo del Presidente del Congreso.
3. S.M. el Rey y el Sr. Presidente del Congreso han acordado que el día 21 de abril el Sr. Presidente hará llegar a Su Majestad el Rey la relación de los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria y ese mismo día se le comunicarán al Sr. Presidente las fechas y horas en las que serán recibidos, lo que oportunamente les será notificado por el Congreso de los Diputados el día 22 de abril.
4. En el caso de que las consultas concluyeran con una propuesta de candidato a la Presidencia del Gobierno, el Sr. Presidente del Congreso, con arreglo al Reglamento de la Cámara, procedería a convocar el Pleno del Congreso de los Diputados para el debate de investidura.
5. Si las consultas concluyesen sin una propuesta de candidato, S.M. el Rey procedería, en los términos previstos en el artículo 99.5 de la Constitución, a la disolución de las Cámaras y a la convocatoria de nuevas elecciones generales con el refrendo del Presidente del Congreso.

Si las consultas concluyeran con una propuesta de candidato, Patxi López, con arreglo al Reglamento de la Cámara, procedería a convocar el pleno del Congreso para un nuevo debate de investidura. Con ese fin, habría de convocar el día 27 a la Mesa y a la Junta de Portavoces para poder celebrar el pleno el jueves 28 o el viernes 29, de modo que la primera votación tuviera lugar, como muy tarde, el sábado 30. Ello permitiría que se celebrara una segunda votación el día 2 de mayo, justo a tiempo antes de que concluya el plazo establecido para convocar nuevas elecciones generales si no prospera la investidura. En todo caso, habilitar para la celebración de un pleno del Congreso el sábado 30 y el día 2, festivo en la Comunidad de Madrid, requeriría un acuerdo previo de la Junta de Portavoces de la Cámara.
Si se convocan nuevos comicios generales, la convocatoria se publicaría en el Boletín Oficial del Estado el 3 de mayo, para que las elecciones se celebraran el domingo 26 de junio, 54 días después.

El Rey no permitirá otra investidura salvo que le lleven el pacto “hecho y requetehecho”

MADRID.- El Rey Felipe VI no nombrará a ningún candidato a menos que le lleven el pacto hecho al 100%. Casa Real no tendrá que proponer nuevamente un candidato a la Presidencia del Gobierno en estas tres semanas si no se ponen de acuerdo los grupos parlamentarios y las matemáticas son favorables a un Gobierno estable. El 23 de abril es la fecha límite para respetar los plazos institucionales y fuentes de Zarzuela aseguran que “a no ser que el pacto esté hecho y requetehecho” el monarca no quiere arriesgarse a nombrar a nadie si no existe la certeza de que se podrá formar un Gobierno estable. Así lo revela http://okdiario.com

Felipe VI tiene estas semanas ocupadas con diferentes actos institucionales, según la agenda que envía Casa Real a los periodistas. Actos que, en caso de haber algún avance en las negociaciones o un pacto in extremis se podrían cancelar fácilmente. En caso de que el 23 no hubiera respuesta, el monarca podría esperar hasta el 27, ya que al día siguiente se convocaría el Pleno de la Cámara. Felipe VI es consciente de que cada audiencia con los representantes de cada partido ha sido analizada con lupa y quiere mantenerse ‘neutral’ y en permanente contacto con el presidente del Congreso, Patxi López.
El Jefe del Estado cumplirá los plazos antes de disolver las Cortes, ya que el 3 de mayo tendría que publicarse el Real Decreto en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para que el día 26 de junio se celebrasen los nuevos comicios respetando los 54 días necesarios. El pasado 4 de marzo, fue un día histórico en la democracia de España tras salir fallida la investidura del candidato del PSOE, Pedro Sánchez. Fue la primera vez que un líder no lo consigue ni en primera ni en segunda votación, pues obtuvo 219 votos en contra y sólo 131 a favor.
Tras esta perspectiva y el ‘no’ anterior de Mariano Rajoy, Casa Real decidió ser prudente emitiendo un comunicado en el que anunció su decisión de “no iniciar, por el momento, nuevas consultas, de manera que las formaciones puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución”.
Fue el tiempo de Sánchez, quien lo intentó ‘por activa y por pasiva’, también sin ‘luces ni taquígrafos’, con reuniones como la del líder de ERC, Oriol Junqueras, y así poder sumar (sin los independentistas no daban las cuentas). Sin embargo y a última hora, un Pablo Iglesias apresurado por romper las negociaciones dejó ‘descolocado’ a todo el equipo socialista que revisaba las posibles coincidencias en el último borrador entregado. Una reunión en la que nadie se enteró de nada, a juzgar por las impresiones de cada portavoz. PSOE aseguró que la reunión “fue muy buena”; Ciudadanos calificó de “imposible” el pacto con Podemos y los de Iglesias, que tardaron 11 horas en contestar, se bajaron del tren poniendo como excusa un referéndum a sus bases. Las negociaciones están rotas.
A estas alturas, los representantes de las distintas fuerzas siguen vendiendo esperanza apostando por un Gobierno de gran coalición entre PP, PSOE y Ciudadanos defendido por el presidente en funciones y del Partido Popular, Mariano Rajoy y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. Un gesto que el PSOE rechaza al pretender que sea Sánchez quien presida el Ejecutivo, a pesar de contar solamente con 90 diputados. Algo por lo que no pasa Rajoy si se sienta a negociar. Sin embargo, fuentes populares aseguran que Rajoy “le llamará”.
Ante esta situación y si no hubiera acuerdo antes del 27, la Constitución señala que el jefe de Estado firmará el decreto ley de disolución de las Cortes y se convocarán nuevas elecciones.

lunes, 4 de abril de 2016

Los Borbones y sus aficiones / Ramón Cotarelo *

El padre del Rey tiene, según la revista Forbes, una fortuna de 2.000 millones de dólares cuyo origen no ha explicado, caza elefantes en Botsuana, mantiene pabellones de caza que pagamos todos y relaciones con princesas que también pagamos todos. 
 
La hermana del Rey está metida de hoz y coz en un asunto de mangoneo de pasta pública por un tubo protagonizada por su marido y del que ella era la primera en beneficiarse. 
 
La tía del Rey ocultaba una fortuna en Panamá, paraíso fiscal y no explica si declaró ese dinero a la Hacienda de su país por el que todos los Borbones, de sobra lo sabemos, se han sacrificado siempre. No hay más que verlos.

¿Y tienen ustedes alguna duda de por qué los republicanos queremos una República? Para que dejen de tomarnos por idiotas esta manga de apandadores y de reírse de nosotros mientras nos despluman.
 
Por supuesto El País de hoy, ni palabra de la Infanta Mercedes en portada. Y el PSOE de Sánchez, si acaso, contribuirá a desviar la atención pública de los reyes.

Los siervos protegen a sus reyes, que les escupen encima.

Los ciudadanos queremos nuestra República.
 
 
(*) Catedrático emérito de Ciencia Política en la UNED

Suspenso a la Monarquía (4,4) pero el 52% aprueba a Felipe VI


MADRID.- Paso a paso, con mucho trabajo, Felipe VI lucha por aupar a la institución monárquica a ese podio del aprobado del que los españoles la bajaron en octubre de 2011. La primera encuesta de El Español es un indicio: los ciudadanos suspenden a la Corona con un 4,4, apenas una décima de incremento con respecto al último CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) de 2015.

El sondeo de Kiko Llaneras confirma que el camino hasta la cima del aprobado está plagado de retos para este rey de 48 años que sucedió a su padre, Juan Carlos I, en el peor momento de la monarquía en junio de 2014. Felipe VI tiene que recuperar para la causa a un tercio de los españoles, en su mayoría jóvenes votantes de Podemos y de Izquierda Unida (IU) que han dado la espalda a la monarquía. “Son los que le otorgan menos de un 3”, explica Llaneras, que subraya el peso demoscópico de ese 23,7% que le da un cero absoluto a la Corona.
En ese trekking hacia el Himalaya, se entiende que Felipe VI haya decidido deshacerse de las pesadas mochilas, incluso cuando éstas forman parte de su familia. De la Familia Real adulta tal como es ahora (reyes y eméritos) sólo él mismo (52,8%) y su madre, doña Sofía (50,8%) cuentan con la aprobación de la mitad de los encuestados. Su mujer, la reina Letizia, queda en una especie de tierra de nadie con un 44,3% de valoración positiva. Su padre, Juan Carlos I, es el miembro del núcleo duro que más rechazo produce: sólo lo valora positivamente el 30,9%.
Los que desde el verano de 2014 ya no forman parte de la Familia Real están hundidos en la encuesta. Al matrimonio Urdangarin-Borbón lo rechaza casi España entera (90,2% al cuñado del rey y 78,6% a la hermana Cristina). También doña Elena, la hermana mayor del rey, ha incrementado su desgaste: la ve con buenos ojos apenas el 18,4% de la población.
Los números de El Español confirman así lo que empezó a suceder tras la caída de Juan Carlos I en Botsuana, cuando el ahora rey emérito se despeñó 30 puntos en las encuestas: son Felipe VI y su madre, la reina Sofía, los que tiran del carro de la monarquía. Los datos son obstinados: la monarquía española está aún cuestionada, y cualquier error que puedan cometer sus titulares podría hacerla deslizar de nuevo por la pendiente.
La progresión del CIS, la herramienta demoscópica más parecida a la de Llaneras, lo muestra claramente: la época de esplendor de la monarquía española comenzó a declinar a partir de los Juegos Olímpicos de 1992. La década de los 90 marcó el inicio de los escándalos velados en torno a Juan Carlos I. A partir de ahí, el declive ha sido imparable hasta la llegada de Felipe VI. Por eso, según Llaneras, la encuesta de El Español tiene el valor de confirmar lo que podría ser una anémica tendencia al alza desde el suelo de 2013 (3,68, el peor dato jamás obtenido por la monarquía).
El sondeo de este diario muestra que los españoles más entusiastas sobre la monarquía son los votantes del PP (un 7,2 de aprobación) y de Ciudadanos (5,7). La España de la izquierda suspende a la monarquía: PSOE (4,2); Podemos (2,4) e IU (1,7). Estos resultados casan muy bien con la actitud ambivalente de Podemos (en su programa no aparece el referéndum monarquía-república) y con la claramente antimonárquica de Alberto Garzón (el líder de IU que se refiere al rey como “el ciudadano Felipe de Borbón”).
Como repite Albert Rivera, el líder de C's, los votantes de este nuevo partido de centro-liberal apoyan la institución como Jefatura del Estado, sin grandes entusiasmos, de ahí el aprobado alto. Son los seguidores de Mariano Rajoy los únicos que podrían ser descritos como monárquicos o, mejor dicho, felipistas (de Felipe VI, no de Felipe González) de pro: por eso le conceden un notable alto.
Fuentes oficiales de La Zarzuela han confirmado a este diario que desde la llegada de Felipe VI ya no se hacen encuestas internas. A partir de la primavera de 2012, con la entrada en barrena de la institución, la Casa del Rey llegó a hacer encuestas cada 15 días. “No destinamos un solo euro público a los sondeos. Utilizamos las que hacen los medios de comunicación y las instituciones públicas”, señalan en Zarzuela, donde insisten en que el “trabajo diario” es la mejor forma de combatir el desapego ciudadano.
Según Llaneras, una institución que no pasa por las urnas como la monarquía debería encargar sus propias encuestas exhaustivas al menos dos veces al año. “Se trata de una información relevante, sobre todo para unas personas que viven en una burbuja aún mayor que la de los políticos”, concluye el experto demoscópico de este diario.

Ficha técnica
Ámbito: nacional.
Universo: población española de 18 años y más.
Trabajo de campo: entrevistas online a partir de un panel de captación activa (sólo por invitación) certificado con la norma ISO026362. Realizado por la empresa Netquest.
Tamaño de la muestra: 1.002 entrevistas obtenidas con cuotas por sexo, edad, provincia, tamaño de hábitat, nivel de estudios y situación laboral.
Ponderación: una vez obtenidos, los datos han sido ponderados para calibrar por sexo, edad, hábitat, estudios, situación laboral, el cruce de sexo y edad, y el cruce de estudios y edad. También hemos ponderado las estimaciones de voto para ajustar parcialmente el recuerdo de voto de la muestra a los resultados de las elecciones del 20 de diciembre de 2015. Algunos modelos de estimación consideran también la probabilidad de votar de cada entrevistado.
Error muestral: para un nivel de confianza del 95,5%, el margen de error de la muestra es del ±3,1%.
Realización del trabajo de campo: del 23 al 30 de marzo de 2016.